FERNANDA MELGAR

Con el año que viene…

En estos ultimos días del año empieza la cuenta regresiva, el 2019 ya tiene el tiempo en contra, estos días muchas veces nos huelen a nostalgia de lo que se va y un poco a decepción porque nos enfrenta con lo que se prometió y no se cumplió, esos kilos que no se bajaron, ese idioma que no se aprendió o ese viaje que nunca se hizo. Yo te invito a que reflexiones de forma diferente y en estos últimos respiros del 2019 te des cuenta todo aquello que no te habías propuesto y que lograste, cada reto que no sabías que venía y que superaste, esa nueva amistad que hiciste y esa renconcilación que no pensaste que iba a llegar, que ya no cuentes los kilos pero si no las risas que soltaste y todos esos momentos donde se te puso la piel chinita, que no pienses en ese viaje que no se hizo si no como la vida este año te llevo a muchos destinos inesperados, porque la vida no necesita de cruzar kilómetros y de maleta para llevarte a lugares increíbles, que pienses en cada uno de esos momento donde la vida verdaderamente te sorprendió y también en esos momentos donde tú sorprendiste a la vida, siente como cada uno de tus pasos en estos 365 días fueron los correctos que aunque muchas veces no sabías a donde te iban a llevar te trajeron a este momento y te hicieron quien eres hoy, porque la persona que empezó a caminar estos pasos hace un año no es la misma que hoy está aquí parada y eso es lo increíble de la vida, que muchas veces podemos pensar qué hay años donde no parece pasar nada pero al final siempre se crece y siempre se aprende. Agradezcamos también los malos momentos  ya que no hay tiempo perdido si no tiempo aprendido y son justo, las bajadas y los fracasos donde aprendemos las mejores enseñanzas ya que al final somos un conjunto de cicatrices que se convierte en obra de arte y lo que muchas veces parece ser lo peor que nos ha pasado al final resulta ser lo mejor, porque lo que hoy podemos ver como un punto final tan solo es el inicio de un capítulo nuevo y hay que dejar que la vida vaya contándonos la historia, que los que parecen pasos para atrás o lugares sin salida nos llevan a vivir las mejores aventuras.
En fin, quédate con todo pero sobre todo con aquellos momentos que te hicieron feliz sin darte cuenta, con esos pequeños detalles que hicieron la diferencia, con los miedos que enfrentaste y con las cicatrices que hoy demuestran que eres más fuerte,quédate con los abrazos que te recompusieron en momentos difíciles y las miradas que te hicieron soñar, quédate con la alegría de haber dado todo de ti en cada momento que viviste pero sobre todo quédate con lo que te hizo sentir vivo, que al final a eso venimos a vivir y con el año que viene dejar ir este 2019 con una sonrisa soltando las creencias de lo que pensábamos que iba a ser y celebrandolo por lo que si fue y dejando que la vida te abrace y te sorprenda con lo que está por venir.