FERNANDA HERRERA

Islandia. El pequeño país que cuenta con aproximadamente 332,196 habitantes y alberga miles de atracciones y paisajes naturales. Es posible visitar varios de los atractivos de esta isla en tan solo 7 días, una de las rutas recomendadas para lograr este objetivo, es el famoso Ring Road; este cuenta con variaciones en la ruta, pero la idea general es recorrer o rodear la carretera principal: Ruta 1 y conocer las múltiples maravillas que la tierra de los vikingos tiene que ofrecer, entre ellas cascadas, glaciares, aguas termales, montañas y fiordos. Dependiendo de la época del año, también es posible ver auroras boreales.

Existen distintas formas de completar estos recorridos y alcanzar a ver lo que ofrece el país, hay varias compañías de tours como Extreme Iceland, Trex o Grey Line  que salen desde Reikiavik, y te llevan a distintas partes de la isla, pero la manera más recomendable es alquilar un coche y hacer la ruta auto-guiada, de esta forma pasas menos tiempo en el coche, y más tiempo en la naturaleza.

Como lo mencione, puede haber diferentes formas de hacer el recorrido, dependiendo de lo que te interese ver, una forma de completar estos siete días en Islandia es la siguiente:

Día 1: Directamente en el Aeropuerto de Keflavik es posible alquilar un coche, y ese mismo día emprender el camino, empezando por el Golden Circle. Dentro de esta ruta de un día se visita; Pingvellir National Park, Geysir Geothermal Area, la cascada de Gullfoss y el Cráter Kerid.

Día 2: El segundo día se continua el recorrido visitando las cascadas de  Seljandalsfoss, Skogafoss, el glaciar Solheimajokull y terminando en la playa de arena negra; Vík Í Mydal, en donde es posible pasar la noche.

Día 3:  El día tres se empieza visitando la cascada Skatafell y continuando hacia el lago y glaciar Jokülsárlón, en Vatnajökull National Park.

Día 4: El cuarto día se trata de disfrutar los fiordos del noreste, entre ellos Fáskrúðsfjörður y Reyðarfjörður. También la cascada de Dettifoss y el lago Myvatn.

Día 5:  Este día se hace uno de los trayectos más largos, de aproximadamente cinco horas para visitar la península de Snaefellsnes y Kirkjufellsfoss.

Día 6: El penúltimo día vale la pena pasar el tiempo en la capital. Aquí hay opciones de tomar Free Walking Tours, de rentar bicicletas y visitar los alrededores en donde es posible encontrar aguas geotermales para relajarse un rato, conocer la Iglesia Hallgrímskirkja, tomar un bote para ir a observar ballenas, o incluso visitar museos de estas, y/o de las auroras boreales. En la ciudad también puedes visitar edificios interesantes como el famoso Harpa, y disfrutar de una gran variedad gastronómica.

Día 7:  El último día. Para este momento final, antes de dirigirse hacia el aeropuerto, se visita la famosa Blue Lagoon, el gran espacio geotermal en donde, antes de tomar tu vuelo puedes ir a pasar un rato. Esta se encuentra a aproximadamente 25 minutos del aeropuerto, aquí puedes disfrutar de un “jacuzzi gigante” en un espacio natural, en donde existen distintos paquetes, de los cuales algunos incluyen mascarillas o masajes.

Otros datos que podrían servir para viajar a este país, son las aerolíneas con las que se puede llegar, entre ellas están WOWAIR (la cual es un poco más económica)  o Iceland Air. Aquí se habla el idioma islandés, pero la gran mayoría de las personas dominan el inglés, la moneda es la corona islandesa, y es un país bastante caro, también es importante ir bien preparado para las bajas temperaturas que llega a alcanzar. Algunos meses del año, el sol sale a las 10:00 AM y se va a las 16:00 PM (los mejores meses para ver auroras boreales), mientras que en otros amanece a las 04:00 AM y obscurece a las 02:00 AM, prácticamente sin tener noche.

Islandia es un pequeño país, una isla apartada con mucho que ofrecer, un lugar sumamente distinto e interesante, por lo que, a cualquier persona que tenga la oportunidad de visitarlo, recomiendo ampliamente que lo haga.