MARÍA COELLO MOTA-VELASCO

En mi opinión; la lectura y la escritura son las manifestaciones artísticas más complejas; en donde con palabras en blanco y negro creas imágenes a todo color en la mente del lector. Jorge Luis Borges, escritor Argentino (1899-1986) considerado uno de los autores más destacados del siglo XX dijo un día: “siempre imaginé que el paraíso sería algún tipo de biblioteca” y creo yo, que con la Biblioteca  Vasconcelos encontraría ese paraíso al fin.

A principios de los años 40 el político, pensador y escritor mexicano fundador del Ministerio de Educación: José Vasconcelos dirigía la Biblioteca Nacional, ubicada en el Ex Templo de San Agustín; esta tenía dos funciones: el mantenimiento y renta de libros; poco tiempo después se dio cuenta que este edificio no era un buen sitio para la conservación de libros y se ideó la creación de una nueva institución en la Ciudadela (Calle de Balderas, Centro, Cuauhtémoc, CDMX)  que tomara la función de biblioteca pública  y así es como se inaugura la Biblioteca de México en 1946. Después de muchos años de haber sucedido esto, en el 2004 con el presidente Vicente Fox en la gubernatura del país, el arquitecto Mexicano egresado de la Universidad Iberoamericana Alberto Kalach junto con su equipo: Juan Palomar, Gustavo Lipkau, y Tonatiuh Martínez ganan el concurso internacional para construir la Biblioteca Vasconcelos, lugar en dónde las nuevas tecnologías iban a poder ser adaptadas fácilmente.

Esta biblioteca cuenta con más de 600 mil obras: libros, discos compactos de música y video, revistas y periódicos, tanto para consulta en sala como para préstamo a domicilio; está rodeada por un jardín de 26 mil metros cuadrados, tiene más de 400 computadoras con acceso a internet, paquetería de oficina y diferentes salas multimedia[1]. Su diseño y arquitectura reúne diferentes elementos como el acero, mármol, madera y vidrio convirtiendo a este lugar desde mi punto de vista, en uno de los mejores edificios públicos que se han hecho en nuestro país. En la nave principal del recinto se encuentra la obra del reconocido artista mexicano Gabriel Orozco: Mátrix Móvil, una imponente estructura de huesos de ballena de 1,696 kilos; pieza de arte única que se ha convertido en el ícono del lugar.

Se me hace importante resaltar lo que el aclamado escritor Carlos Fuentes dijo un día en una entrevista ya que creo que la Biblioteca Vasconcelos es un resultado de todas estas características: ´´ la educación, empezando por la educación del libro es necesaria para el desarrollo de un país; incluso para su desarrollo material ya que hay una conexión perfecta entre lectura, educación, información y producción´´.

[1] http://www.bibliotecavasconcelos.gob.mx/presentacion/