BARBARA GARCÍA

Y qué tal si te digo que con este clima navideño no hay mejor manera de pasar un buen momento que acompañado de una taza chocolate caliente de preferencia Mexicano y claro, junto a alguien que quieras mucho.

Con todo este orgullo dulce y lleno de energía espero que la cultura del chocolate siga creciendo en nuestro país apoyando a los estados productores, por lo pronto dejo ahora estas frases de lo mucho que este alimento de los dioses le ha atribuido a nuestro estado ánimo y a la vida misma:

  • El chocolate es la respuesta, a nadie le importa cuál fue la pregunta.
  • No hay mal que cien años dure, ni pena que el chocolate no cure.
  • Las cosas claras y el chocolate espeso. Proverbio español
  • El chocolate hace que todos sonrían, incluso los banqueros. Bennevile Strohecker
  • La vida es como una caja de chocolates (nunca sabes lo que te va a tocar). Forrest Gump
  • El chocolate no hacer girar al mundo, pero seguro que hace que el viaje valga la pena.

Sonríe, abraza, ama y toma chocolate…paga lo que debes.

Con un poco de sabor a México hablemos del chocolate que si bien es consumido en todo el mundo ya sea en barra, en postres y en todas sus variedades, sabemos que no es solo un placer, es un alimento que inició como una bebida de la que se decía, era de los dioses ya que se le otorgaban poderes afrodisíacos al producir gran vitalidad.

Prepara el chocolate caliente más delicioso con paletas de chocolate:

Tiempo: 20 min. aprox.

Porciones: 12

Ingredientes

  • 250 gramos de chocolate semi amargo derretido
  • 250 gramos de chocolate de leche derretido
  • 80 gramos de chocolate blanco derretido
  • 5 cucharadas de rompope

Preparación

VIERTE un poco de la mezcla dentro de una charola para hielos sin llenar el espacio por completo.

AGREGA un poco de rompope al centro, refrigera por 10 minutos. Retira del refrigerador, inserta un palillo de paleta en cada uno, termina de llenar con chocolate de leche, decora con el chocolate blanco.

CONGELA por 45 minutos.

PREPARA el chocolate caliente, sumergiendo una paleta dentro de un vaso de leche caliente ¡Y disfruta!