MARÍA COELLO

Hola a todos, yo soy María fundadora de Komorebi. Quiero aprovechar para hablarles sobre un tema muy trascendente y presente en nuestras vidas hoy en día el cual es el bienestar.

Después de haber estudiado bastante este tema y haber leído libros y artículos sobre esto, quiero dejarles conceptos y herramientas que aprendí que creo pueden llegar a ser muy útiles.

Primero quiero tocar el tema de que la mayoría de nosotros tenemos esta creencia errónea sobre las cosas que pensamos que queremos que nos van a dar felicidad, como un trabajo donde ganemos mucho dinero, tener la cara y el cuerpo perfecto, encontrar el verdadero amor o tener cosas materiales de moda.

Y la realidad es que sí hasta cierto extento estas cosas mencionadas previamente nos brindan felicidad, pero una felicidad muy pasajera ya que sobre todo hoy en día tenemos unos comparativos sociales abruptos donde constantemente estamos recibiendo información sobre la vida de las demás personas y esto nos hace sentirnos muy frustrados sobre nosotros mismos; también tenemos algo que se llama adaptación hedónica, el cual es el proceso en el que nos acostumbramos a las cosas/relaciones/situaciones buenas que tenemos en nuestra vida y ya no nos dan el mismo nivel de satisfacción.

Todo esto se puede controlar y cambiar; pero antes de abordar ese tema, quiero puntualizar algunas cosas que la mayoría de nosotros no estamos del todo conscientes que nos van a dar mucho bienestar a la larga:

Primera: actos de bondad, cuando hacemos un acto de bondad está científicamente comprobado que sentimos más felicidad que el que recibe, además te puede ayudar a acentuar tus conexiones sociales.

Segunda: conexiones sociales: rodearnos de personas nos hace mucho más feliz de lo que pensamos, la alegría es un sentimiento de conexión y de apertura hacia el otro.

Tercera: el tiempo la división de tareas y el priorizar tu tiempo para tener momentos contigo mismo, como hacer ejercicio, meditar, trabajo de introspección y el tener tiempo para fortalecer o florecer lazos con los demás aumentará tu bienestar significativamente.

Cuarta control de tu mente nuestras mentes están fuera del aquí y ahora un 46.9% del tiempo. Para contrarrestar esto las prácticas como la meditación y savoring que es salirnos de la experiencia para revisar y apreciarla son dos herramientas muy valiosas para dejar de vivir en piloto automático.

Por último prácticas saludables: el ejercicio es una, según varios estudios hechos por la universidad de Yale, el 90% de las personas que hacen ejercicio de manera constante se recuperarán completamente de alguna depresión. Dormir: el dormir bien te ayuda a mejorar tu humor, a tu desempeño cognitivo y a fortalecer tu sistema inmune.

Y bueno, dicho todo esto la cuestión es ¿COMO PONEMOS EN PRÁCTICA TODAS ESTAS COSAS? Y la respuesta es: cambiando hábitos.

1. Poner atención a las situaciones, moldear el ambiente en el que vivimos para promover estos hábitos. Como el tener un diario de gratitud junto a nuestra cama para no olvidar escribir en el en las noches. O poner una alarma o recordatorio diario en nuestro teléfono que nos recuerde que es tiempo de meditar o hacer algún ejercicio de introspección antes de empezar el día.

2. Especificar, visualizar y planear nuestras metas: esto se hace con WOOP, es un acrónimo para wish/outcome/obstacles/plan

Lo primero que hacemos es pensar en nuestra meta

El resultado postitivo que queremos obtener de esto

Pensamos en los posibles obstáculos

Tomando en cuenta el resultado positivo y obstáculos podemos hacer un plan de si pasa tal entonces…. Y así sucesivamente.

Espero que puedas poner en práctica todo esto que te platico porque yo ya lo hice y de verdad te doy mi testimonio que vas a ver cambios muy positivos en tu vida, tu percepción de ti mismo y en tus relaciones con los demás.

Y siempre acuérdate: levántate todos los días a encontrar eso que te mueve, porque es ahí donde vas a sonreír, sacudirte malas energías, buscar la alegría y todas las posibles razones para ser feliz. Que nada te quite el gozo de existir.