Creo que no existen los imposibles, solo sobran los cobardes.

Que un segundo puede durar toda una vida, y una vida, sin duda, puede cambiar en un segundo.

Creo que la risa es algo serio y hasta eso hay que tomarlo en broma.

Que la meta es DISFRUTAR el camino, y día a día ir escribiendo tu destino.

Creo que no hay amor sin libertad, y que de sueños se construye la realidad.

Creo más que nada en la gente que siente, que abre la mente y te hace entender que para ser iguales, tenemos que aceptar que todos somos DIFERENTES.

Creo en los sueños que duermen poco, en los que van tropezando, porque esos son los que están volando y en los que andan perdidos porque esos son los que se están encontrando…