Nutrióloga Frida Masri Hamui

Instagram: @Nutri.frida

“Cuando tenga el cuerpo perfecto seré feliz” —  ¿Cuántas veces al día te repites esta frase?

Vivimos en un mundo en el cual nos han vendido tanto esta idea a través de programas televisivos, publicidad, artículos de revista, entre otros, e incluso nuestra propia familia tiende a tener expresiones de este tipo hacia nosotros, lo cual nos lleva a creer  que en verdad al alcanzar ese cuerpo anhelado alcanzaremos la felicidad.

¡Pero esto no es más que un gran mito!

Cuando nosotros ponemos nuestra felicidad en algo como lo es nuestra apariencia física, siempre terminaremos decepcionándonos. No me malentiendan, no digo que descuiden su salud, pero cuando estamos constantemente buscando ese cuerpo que nos dará la vida que soñamos, terminaremos sintiéndonos aun peor al alcanzarlo, ya que no estamos trabajando nuestras emociones ni como nos sentimos.

La felicidad va mucho más allá de lo que es una talla de jeans, ésta depende de muchos otros factores como lo son nuestra satisfacción con nuestra vida, la relación con los amigos, con la familia, con nuestro trabajo, con nuestros gustos, con lo que hacemos el día a día, etc. lo cual es lo que nos lleva a una autorealización.

Día a día veo en consulta mujeres y hombres que vienen conmigo para bajar de peso y la razón es que creen que al disminuir su peso serán felices y toda la vida se les resolverá

Hoy te quiero invitar a reflexionar acerca de cómo te sientes y de que quieres lograr. Analiza tus emociones, que te hace feliz, que te incomoda, como te sientes contigo misma, y enfócate en esos cambios que quieres lograr.

Si el bajar de peso y estar saludable es tu objetivo, hazlo porque te amas y porque quieres ser tu mejor versión y mientras llevas a cabo este proceso, también trabaja en todas las demás áreas de tu vida para mejorar y crear tu mejor versión.