LORE SOLIS

Reiki Master & Life Coach

Coach de Vida, Terapias Alternativas y Meditación

Facebook:  @loresolisreiki

Instagram: @reiki.lifecoach

Seguro has vivido uno de esos días en que todo esta fuera de su lugar, ya sea en sentido literal o metafórico; por ejemplo que los niños no quieran desayunar y ya se les hizo tarde para ir a la escuela o que en la oficina pediste soporte de tus compañeros o reportes para una presentación muy importante y nadie ha hecho nada, o como cuando tienes planes y el jefe te avisa que saldrán tarde por que hay algo urgente que debes hacer antes de salir o mejor aún, cuántas veces le has pedido a tu pareja que ponga los calcetines en la cesta y allí están los méndigos, otra vez tiradotes frente a tus ojos, fuera de su lugar…. ¿Quieres gritar? ¿Quieres llorar? ¿Ya contaste hasta veintitrés por que el tres ni te enteraste a que hora paso? …

Respira, no cuentes, solo respira muy profundo hasta que sientas el aire llegar al fondo de tu panza e ínflala como un globo aerostático; si infla lo más que puedas la panza y al exhalar procura que tu ombligo te toque la columna, saca todo, si es necesario suspira y continua unas cuantas veces hasta que sientas tus hombros aflojarse y caer relajados por el peso de tus brazos.

Estar presente en tu vida requiere mucho trabajo interno y auto control mental, por qué la única forma en que todas estas situaciones te saquen de control es que no estés presente en tu propia vida, y por tanto actúes en automático, como un robot, reaccionando a cada situación como lo has hecho muchas veces en el pasado sin éxito o como lo hacia tu madre o tu padre, gritando, refunfuñando, sacando humo, maldiciendo y drenando de a poco tu campo energético con actos de baja frecuencia. Dime ahora: ¿Te gustaría poder estar presente en tu vida y reaccionar de forma diferente, obteniendo resultados diferentes?

Como te mencione antes, estar presente y en consciencia plena es posible; uno de los métodos más sencillos para lograrlo es poniendo atención a nuestra respiración. Tomándonos un segundo para sentir y escuchar a nuestro cuerpo, qué nos dice, como estamos, cuáles son las emociones que nos provoca tal o cual situación, y entonces elegir cual es la mejor opción de entre todas las reacciones que están en nuestro repertorio, para generar una relación diferente con el otro, para suavizar cualquier pleito o mal entendido que pudiese provocar un acto erróneo de nuestra parte.  Estar presente, auto-control y reflexión sobre quien quieres ser y como quieres reaccionar a los eventos que pasan en tu vida, es la clave.

Todos tenemos la capacidad de consciencia, es frenarnos un segundo antes de reaccionar y evaluar si nuestra reacción estará sumando a la situación de crisis o estará diluyendo la tensión para que cosas cambien su rumbo; y quizá una pelea se convierta en un abrazo, o un disgusto se convierta en una oportunidad de crecimiento y aprendizaje que llevará tus relaciones personales al siguiente nivel de compromiso, de gozo y de felicidad.

Aclaro por último que no se trata de no poner límites, de que todo te valga o de que todos hagan lo que quieran pasando sobre ti, sino de que tu reacciones diferente ante los demás y obtengas mayor aceptación y amor de tu realidad, de lo que te sucede y también diferencies lo que puedes cambiar en ti y lo que esta fuera de tu control, pero que puede ser mejorado con una reacción diferente de tu parte.

Cualquier cosa en la que te pueda ayudar, me puedes encontrar en redes sociales como: