NATALIA ALBIN

El 5 de Octubre de 2017, Jodi Kantor y Megan Twohey del New York Times publicaron un artículo titulado “Harvey Weinstein paga a acusadores de acoso sexual por décadas”. Esa mañana, Hollywood cambió para siempre. El artículo indagaba en las acusaciones de la actriz Ashley Judd y Lauren O’Connor, asistente de Weinstein.

Esa mañana pasó algo muy curioso. Nadie realmente estaba sorprendido por los actos de Weinstein, lo único sorprendente fue que Judd y O’Connor tuvieron el valor de acusarlo. Cualquiera que siguiera un poco al mundo de Hollywood sabía que Harvey Weinstein probablemente abusaba de mujeres. Directores como Quentin Tarantino, escritores como Scott Rosenberg y actrices como Lea Seyodoux han dicho que la mayoría de las personas en Hollywood sabía lo que estaba sucediendo con Weinstein.

Esa mañana, la pregunta que resonaba en mi mente era: ¿Por qué nadie hizo nada? ¿Por qué se normalizaron estos actos?

En primer lugar, por su poder. Weinstein era de los hombres más poderosos de Hollywood, y si vemos a los demás que han sido acusados desde entonces, encontramos un patrón: eran hombres poderosos. Sean magnates, directores o actores, todos estaban en una posición de poder con respecto de sus víctimas. Una constante perturbadora en casi todas las declaraciones era el decir algo similar a “podía perder mi trabajo” y “tenía miedo de denunciarlo”. No podemos esperar que un niño de catorce años acuse a un hombre de 26 que ya es respetado, como no podemos esperar que una actriz de 21 años acuse a un productor de 40 cuando su trabajo está en la línea. El hecho de que lo estén haciendo es sumamente valiente; no es la norma ni en Hollywood ni en el mundo.

En segundo lugar, por estar en una industria creativa. Por años se han perdonado actos terribles en Hollywood porque los perpetuadores con “creativos”, como si eso les diera un pase gratis para hacer lo que quieran. No puedo contar cuántas veces he escuchado “Sí hizo mal, pero es un genio. Hay que separar su personalidad de su genialidad”. Si un contador, o un abogado, o un vendedor admitiera abuso sexual, probablemente iría a la cárcel o no volvería a encontrar trabajo –por lo menos. ¿Por qué es tan permisible en Hollywood? ¿Porque hacen películas? ¿De verdad? Esto viene de una persona que verdaderamente ama el cine, pero perdónenme, prefiero que Roman Polanski nunca vuelva a hacer una película si ello evita que más mujeres sean violadas.

Por primera vez esta idea se está quebrando bajo su propia debilidad. El pedestal se destruyó. Si Harvey Weinstein perdió su trabajo, su matrimonio y sus amistades, todos pueden caer. Por primera vez hay un acuerdo colectivo sobre el hecho de que estamos hablando de actos inaceptables. Muy pocos están defendiendo a Kevin Spacey, James Toback o Brett Ratner. En un cambio radical; se ha dejado de cuestionar a las víctimas como primera instancia.

Esto es un paso reciente. Tan solo en el último año veíamos a los medios recriminar a Amber Heard cuando ésta acusó de violencia a Johnny Depp. La culparon. La llamaron gold digger. Cuando algunos medios recordaron al público de las acusaciones de Amanda White y Magdalena Gorka contra Casey Affleck por acoso sexual, el público las ignoró  – al final de cuentas, Casey Affleck es un gran actor, ¿no?

En tercer lugar, los abusos sexuales han sido un sufrimiento silencioso en Hollywood por muchos años. Los abusos en Hollywood no son nuevos. Weinstein lo llevaba haciendo por décadas y la mayoría de los testimonios que están saliendo son de hace por lo menos tres años. Era un acto tan sistematizado que intentar ir en contra de él parecía completamente banal. Tan sólo este año, Casey Affleck ganó el Óscar a mejor actor a pesar de acusaciones de acoso sexual que datan desde 2010. En años anteriores, Roman Polanski ganó un Óscar incluso después de irse a refugiar en Francia por violar a Samantha Geimer, de trece años –no puede poner pie en Estados Unidos porque sería arrestado y la Academia le seguía dando premios–, David O. Russell admitió acosar sexualmente a su sobrina y la Academia lo siguió premiando años después. La lista es interminable y cada vez se probaba más que acusar a alguien poderoso en Hollywood podía destruir las carreras de las víctimas.

El 5 de Octubre de 2017 algo cambió. El acoso, por fin, se convirtió en algo inaceptable. Lo único que podemos esperar es que esto dure, que las víctimas –sean niños o adultos– no tengan miedo de acusar a sus victimarios. Que los acosos en Hollywood, de una vez por todas, tengan consecuencias.

Como referencia, aquí dejo una lista de algunas personas acusadas por acosado sexual en Hollywood:

  1. Harvey Weinstein: 65 años. Productor y fundador de The Weinstein Company. Lo han acusado 76 mujeres, entre ellas Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Rose McGowan y Cara Delevigne.
  2. Bill Cosby: 80 años. Actor, cómico y productor. Lo han acusado 35 mujeres, entre ellas Beverly Johnson, Patricia Leary Steuer, Marcela Tate y Linda Brown.
  3. Woody Allen: Actor, escritor, director y productor. Fue acusado por su hija adoptiva, Mia Farrow.
  4. Bryan Singer: 52 años. Actor, escritor, director y productor. Fue acusado por tres hombres anónimos.
  5. John Travolta: 63 años. Actor, cantante, bailarín y productor. Aunque hay pocos detalles, fue acusado por siete hombres.
  6. Roman Polanski: 84 años. Director, productor y escritor. Acusado por 4 mujeres, incluyendo a Samantha Geimer (quién tenía 13 años), Charlotte Lewis, Renate Langer y una identificada como Robin. Polanski se declaró culpable de violar a Samantha y está refugiado en Francia.
  7. Jeffrey Jones: 71 años. Actor. Acusado por un niño de 14 años de pedirle fotos desnudo.
  8. David O. Russell: 63 años. Director y escritor. Acusado por su sobrina. O. Russell se declaró culpable.
  9. Johnny Depp: 54 años. Actor y productor. Acusado por su ahora ex-esposa Amber Heard de violencia doméstica.
  10. Kevin Spacey: 57 años. Actor, director y escritor. Acusado por 12 hombres, incluyendo a Anthony Rapp, Tony Montana y Roberto Cavazos. Además de por “varios” que han trabajado con él.
  11. Andy Dick: 51 años. Comediante y actor. Fue acusado por, por lo menos, cuatro personas. Además de haber sido despedido de un set por “conducta inapropiada”.
  12. David Guillord: Manager y productor. Acusado por la actriz Jessica Barth por drogarla y atacarla sexualmente.
  13. Dustin Hoffman: 80 años. Actor. Acusado por Anna Graham Hunter y por Wendy Riss.
  14. Jeremy Piven: 52 años. Actor. Acusado por Ariane Bellamar. Piven negó las acusaciones.
  15. Brett Ratner: 48 años. Productor y director. Acusado por seis mujeres, incluyendo a Olivia Munn y Natasha Henstridge.
  16. Chris Savino: 46 años. Escritor y animador. Fue despedido de Disney después de varias acusaciones dentro de la empresa.
  17. James Toback: 72 años. Escritor y director. Acusado por más de 300 mujeres, 32 de las cuales han dado cuentas completas, incluyendo a Rachel McAdams, Julianne Moore y Selma Blair.
  18. Bob Weinstein: 72 años. Productor y co-fundador de The Weinstein Company. Acusado por Amanda Segel.
  19. Roy Price: 50 años. (ex)Presidente de Amazon Studios. Acusado por Isa Hackett.
  20. Mark Halperin: 52 años. (ex)Analísta político de NBC News y ABC News. Acusado por cinco mujeres.
  21. Michael Oreskes: (ex)Periodista de Associated Press. Acusado por tres mujeres.
  22. Lockhart Steele: 43 años. (ex)Director Editorial de Vox Media. Acusado por una mujer que trabajaba en Vox.
  23. Casey Affleck: Actor y director. Acusado por Amanda White y Magdalena Gorka.
  24. Ken Baker: 47 años. Host para E! Entertainment. Acusado por dos mujeres.
  25. Rick Najera: (ex)Director de CBS Diversity Sketch. No se sabe por cuántas mujeres fue acusado, sólo que fue despedido por varias quejas en los últimos años.
  26. Ed Westwick: 30 años. Actor. Acusado por Kristina Cohen. Él negó las acusaciones.
  27. Terry Richardson: Fotógrafo. Acusado por muchas modelos a través de los años. Vogue ha cortado relaciones con él.
  28. President Donald Trump: 71 años. Presidente de Estados Unidos y ex-host de The Apprentice. Fue acusado por 20 mujeres, entre ellas Ivana Trump, Kristin Anderson, Tasha Dickson y Jessica Leeds.
  29. Bill O’Reilly: 68 años. Presentador, director, escritor y columnista. Acusado por siete mujeres, incluyendo a Andrea Mackris, Andrea Tantaros y Gretchen Carlson.