ANA PAOLA ZEPEDA

El éxito no se basa en lo que tienes, si no en lo que eres.

“TRABAJA FUERTE HASTA QUE TUS ÍDOLOS SE VUELVAN TUS COLEGAS” – RODRIGO ECHAVEZ

Vivimos en un miedo constante al éxito por el simple hecho de que van a pensar de nosotros. Hay que salir de esa zona de confort, deja el miedo que te esta deteniendo y no dejes que nadie te diga que no puedes, cambia tu mentalidad, piensa en que lo que realmente quieres en la vida y sal a luchar por ello. El éxito no se basa en la opinión que tienen los demás de ti, si no lo que piensas tu de ti mismo. Estamos rodeados de personas que piensan que tus situaciones, tus luchas y tus errores te definen como persona y ese es el problema de nuestra sociedad y lo que provoca el miedo a llegar a ser aceptado.

Hace dos meses encontré un video en Facebook de @RorroEchaves y dijo algo que me sorprendió y me gusto mucho “Cuando alguien te pregunte ¿Quién te crees? Respóndele con seguridad ¿Qué con el simple hecho de estar vivo te debes de creer alguien?” Todo el tiempo estamos buscando la opinión de las personas pero nunca nos enfocamos en lo que pensamos de nosotros mismos; conócete, sal, disfruta, crece, ama, cáete, levántate, ríe, llora, aléjate de las personas que te hacen daño y perdona a las personas que no has perdonado. Quítate ya la máscara que no te deja ser tu mismo y acéptate tal y como eres. Todos cometemos errores. Tal vez tu pasado pudo arañar tu camino hasta los huesos, hasta convertirte en alguien irreconocible e hiciste cosas que jamás creíste haber hecho, pero tu pasado no te define como persona, agradécele todo lo que te demostró, que caída tras caída te enseño a levantarte de distintas maneras y dile adiós. Despídete de el, dejando atrás toda la culpa y decepción o persona que te lastimo.

 

Empieza a vivir en el presente ¿Quién eres hoy? Respóndete eso sin pensarlo: que es lo que realmente te define hoy como persona; el éxito está dentro de nosotros y del cambio que queremos en nuestra vida, empezando por dejar de juzgarnos los unos a los otros, no sabes por que situación está pasando la persona de alado  para impulsarla a actuar de esa manera. Desde mi punto de vista nos estamos dejando llevar por la corriente y nos hemos vuelto demasiado egoístas. Si no tienes nada bueno que decir de alguien mejor no digas nada. No eres perfecto.. entonces pon un poco de humildad y comprensión hacia los demás… ¡Los humanos no somos perfectos! ¡Deja de criticar y sé comprensivo!

Reconstruyete y se coherente con lo que piensas y lo que haces ¿Qué es lo que quieres lograr?, ¿Qué impacto quieres tener?, ¿Qué vas a aportar al mundo? Date el permiso y la oportunidad de conocerte a ti mismo; si no sabes algo apréndelo y si necesitas ayuda pídela. Tu valor como persona no depende de tus logros o fracasos, si no de tu capacidad que tienes para sentir, pensar, aprender, desarrollarte y hacer las cosas. Somos una generación que busca un cambio pero si no cambiamos y nos apoyamos todos ¿Cómo pretendemos hacer un impacto?

“Te voy a decir algo que ya sabes; el mundo no siempre es alegría y color, es capaz de arrodillarte a golpes y tenerte permanentemente sometido si no se lo impides, ni tú ni yo ni nadie golpea más fuerte que la vida. Pero no importa lo fuerte que golpeas, sino lo fuerte que pueden golpearte y lo aguantas mientras avanzas. ¡HAY QUE SOPORTAR SIN DEJAR DE AVANZAR! ¡ASÍ ES COMO SE GANA! Si sabes lo que vales, ve y consigue lo que mereces, pero tendrás que soportar los golpes. Y no puedes decir que no estás donde querías llegar por culpa de él, de ella, ni de nadie. ¡Tú eres capaz de todo! ¡PERO HASTA QUE NO EMPIECES A CREER EN TI MISMO, NO TENDRÁS VIDA PROPIA!” –Rocky Balboa a su hijo.