JOAQUINA ALDRETE NORIEGA

Quiero un país que no se ponga de tapete para ser pisoteado por otros, donde se valore el esfuerzo, el crecimiento y los logros de todos y no se menosprecien las caídas, porque es de donde más aprendemos y que cuando caiga se una, porque está comprobado que la unión hace la fuerza.

Quiero un país libre de corrupción,  donde los políticos hagan su trabajo en favor a la nación, no sólo por recibir un buen sueldo.

Un país un país unido, inclusivo y respetuoso, donde seas quién seas puedas vivir tranquilo y desenvolverte libremente.

Un país donde no se haga menos a los indígenas, pues ellos son nuestras raíces en carne viva; donde se valore el trabajo de las personas del campo pues ellos son los que producen mucho de lo que nuestro país exporta.

Quiero un país justo, donde a cada quién se le dé el lugar que le corresponde. Donde todos podamos ejercer nuestros derechos.

Un país que valore a la mujer, que deje de lado ideas machistas y de opresión, donde podamos salir a la calle solas y vestidas como se nos dé la gana, sin tener que preocuparnos por ser la siguiente.

Un país lleno de oportunidades, donde no sea necesario salir a crecer o a buscar una mejor vida a otros países.

Un país que ofrezca educación de calidad, donde no sólo importe la calificación de un examen sino el desarrollo de las habilidades personales y donde se inculquen valores desde la infancia.

Quiero un país que valore los ecosistemas que están dentro de su territorio, que se dé cuenta de la riqueza natural y que se esfuerce por cuidarla.

Por eso está en mí, en  ti y en todos hacer de México el mejor país del mundo y para eso hay que creérsela, porque no podemos esperar a que un individuo, al que llamamos presidente, lo haga por nosotros.
El cambio  nos toca a nosotros y se hace día con día con nuestras acciones y nuestra actitud.
Porqué pase lo  que pase, está en nuestras manos crear el país que merecemos.