MARGOTT METTA

¿Qué es para ti no rendirte? ¿Qué concepto tienes de luchar? Para mí, es el no dejar que nada ni nadie te quite las ganas de seguir adelante y de lograr tus metas; de conseguir todo lo que tú quieras, eso es tener un gran poder, poder sobre tu persona, sobre tus acciones, acerca de tus pensamientos y actitudes… Cuando estamos en proceso de cambios físicos como es la baja de peso, tendemos mucho a escuchar las opiniones de los demás acerca de nosotros, de cómo nos ven de cómo nos perciben incluso de cómo se refieren a nosotros; existirán muchos comentarios positivos y a la vez muchos negativos, pero ¿Quién es la persona ideal para tener un pensamiento o una opinión sobre ti? La respuesta es: “tú mismo”; me refiero a que la única persona que puede y que debe opinar de ti eres tú. No quiero decir que te cierres a escuchar a otros, sino que los escuches pero sus opiniones no te controlen, todo esto depende como te relaciones con tu persona interior; que sepas lo que quieres, lo que no quieres y jamás dejar que una mala opinión destruya todo lo bueno que has logrado…

¿De donde sacamos la fuerza? ¿Esa fuerza interior que tenemos los seres humanos? Yo creo que de los peores momentos que pasamos. Es ahí cuando te dices a ti mismo que no hay nadie que te valore más que tú, que eres una persona valiosa, con cualidades y defectos como todo el mundo, pero que no por una mala situación por más terrible que parezca, vas a dejar todo lo bueno y no vas a rendirte hasta que logres tus objetivos. No solo hablo en tema de cambios físicos, me refiero a todo, en general, como reacciones a las adversidades; lo más fácil es tirarse en una cama a llorar y decir que no quieres saber más del mundo, pero sabes que las personas que luchan contra eso y que poco a poco salen adelante, son las personas más fuertes, las más exitosas, las que mejores cosas sacan y al final de todo siempre encuentran la paz necesaria para tener una vida positiva. Cualquier cambio después ya no es tan difícil, las nuevas etapas llegan y las ves diferentes que antes ¿Sabes por qué? Porque luchaste, porque te reconociste como persona, porque te quieres y te valoras, no importa lo que haya pasado, importa que saliste adelante y que tienes todo para seguir siendo exitoso y triunfador en lo que sea que te propongas porque tienes el poder de no rendirte.

Nunca te rindas ante nada, luchar es de fuertes, luchar es poder.