JOAQUINA ALDRETE NORIEGA

‘Disfruta las cosas pequeñas, porque un día mirarás atrás y te darás cuenta de que eran las grandes’.- Anónimo

Hace poco leí esta frase, y verdaderamente le llego al alma,  porque yo creía que las cosas grandes eran las que marcarían mi vida, cuando el realidad lo simple y ordinario es lo que te engrandece.

Contrario a lo que muchos creemos, la vida no se construye solo de momentos de éxito,  triunfos, batallas ganadas, guerras perdidas, caídas y tropezones, la  vida es tan compleja y tan simple a la vez, la vida es el regalo más bonito que nos ha dado el universo, el poder estar aquí y ahora pero no sabemos por seguridad  por cuánto tiempo  tendremos este regalo pues veces lo desaprovechamos y creemos que seremos eternos, dejamos para mañana las cosas que podemos hacer hoy, cuando en realidad no sabemos su estaremos un día más.

Me gusta pensar que no hay días malos,  buenos, felices o tristes,  más bien que es uno el que decide si se queda con lo bueno o lo malo, porque cada día te da la  oportunidad de sentir miles de  cosas, de volverse uno de los más increíbles de tu paso por la tierra.

Es común caer en el error de pensar que seremos felices  con cosas materiales, con una pareja, con un sinfín de cosas, que no somos  conscientes de esos regalitos que nos pone la vida,  me gusta llamarlos las pequeñas cosas  que hacen que la vida se vuelva mágica, las cosas simples de la vida, son esas que sin darte cuenta te arrancan  una sonrisa, las que  te hacen sentir algo en el corazón,  las que te recuerdan que estas vivo, algo que por muy insignificante que parezca que nos arrancan el aliento o aceleran nuestro corazón.

Esas cosas sencillas, son las que engrandecen nuestra vida y alimentan nuestra alma,  son detalles que siempre están ahí llenándonos de magia sutil, pero que no todos los días estamos concites de ellas o no nos damos el tiempo de detenernos a apreciarlas.

Me puse a reflexionar que cosas espontáneas, simples e inesperadas me hacen sentir viva, y en un minuto tenía la cabeza llena de ideas y una sonrisa de oreja a oreja

Pisar el pasto descalza

Comerte un postre y darte cuenta que valió la pena romper la dieta

Ver los colibrís volando como locos en el jardín

Cruzar miradas con alguien y que te sonría

Cantar y cantar

El olor a petricor o tierra mojada

Cuando llego a mi casa y mi perro me está esperando moviendo la cola

El olor a jazmín en las noches cuando llego a mi casa

El pisar un escenario

Bailar sin que nada importe

Esa sensación de aventura cuando vas de viaje

Ver la Luna llena  en todo su esplendor

Bailar bajo la lluvia

La sonrisa estúpida que te queda después de que la persona que te gusta te dice algo lindo

Ver a mis sobrinos reírse y descubrir el mundo

Ver a mi papá pintando y a mi mamá tejiendo

Atacarme de risa con mi hermana  y pensar que haría sin ella

Cuando las personas que quiero sonríen

Cuando veo a las personas hacer lo que les apasiona

Ver a alguien que extrañabas y abrazarlo

Cuando el viento te roza la cara y huele a flores

Ver una tormenta eléctrica en el mar y  pensar lo inmenso que es el mundo

Entre otras cosas…..

Me di a la tarea de preguntarle a gente que quiero cuáles son sus detallitos favoritos, con el fin de ver como las demás personas perciben las cosas simples de la vida y aquí dejo algunas de sus respuestas:

Un té en la tarde, el olor a ropa limpia cuando, cuando Pepe (su esposo) abre la puerta del departamento con un ruiedero- Eugenia

Cuando Euge (su esposa) habla dormida- Pepe

El olor a lavanda y  el abrazo sincero de alguien que quiero porque es una muestra de cariño muy sencilla que a veces no apreciamos lo suficiente y también ayuda mucho – Vale

Observar las partículas de polvo bailar en el aire con la luz de la tarde, porque se revela una parte del mundo que siempre está ahí  y no puedo ver- Diana

El sonido de los arbolitos moviéndose con el viento, me relaja mucho, es mi break del día –Sara

Ver a la persona que me gusta y pensar “me encanta”, también escuchar a mis papás reírse como cuando eran novios– Geo

Un beso inesperado en la mejilla– Paola

 Entrar a la regadera y sentir como cae el agua, un perfume que te  recuerda a alguien, el entrar a un lugar y que huela a limpio y  las sonrisas de complicidad
Nats

Cuando estás triste o enfermo y tu mamá te cuida o cuando algo pasa u cruzas mirada con alguien que sabes que piensa lo mismo que tu –Pam

Las sábanas limpias, sumergirte en el agua,  sentir el frescor del viento y tomarte un vaso de agua helada.- María P.

Llegar a la casa y quitarse los zapatos, el olor de un libro nuevo– María A.

Llegar cansado a casa y ponerte el pijama- Luisa

Amo escuchar el sonido de la risa de la gente, me da calidez y paz- Erika

El olor del pan recién horneado–  Vero

Ver las Jacarandas florecer, y acordarme de cuando era chiquita – Laura

Pasar por una florería y oler las flores aunque no compre nada, también ver la luna cuando parece una sonrisa– Elisa

Abrazar a mi mamá, llegar a la compañía de teatro y ver a todos felices, cuando en los ensayos volteo a todos lados y  y veo como todos hacen magia en escena y el pensar lo efímero que es un aplauso en el escenario – Samuel

Cuando alguien me sonríe, y es una sonrisa verdadera- Marcelo

Oír cantar a los pájaros en la mañana, cuando llueve y como que todo se limpia– Andrea S.

El olor a tierra mojada- Kenna

 Amo ver cuando un perrito se pone feliz cuando lo acaricias por qué confía plenamente en ti, aun sin conocerte y amo ver las estrellas la luna y sorprenderme  de ser capaz de ver algo q está a millones d kilómetros de mi- Andrea D

Esta sin duda fue mi favorita, llena de expresión y emoción:

Comer, darse tiempo de disfrutar y degustar los sabores; hacer un análisis organoléptico aun cuando uno esté comiendo solo…Tomar con las dos manos una riquísima taza de café recién hecho en pleno invierno y sentir que se te calientan las manos, tomarte unos segundos a oler el café para luego darle el primer sorbo, Cuando estás en la playa y ventea algo de frescor y esperas a que el agua del mar llegue a los pies y esté calientita el agua… Contemplar el mar sin hablar….  Esos SEGUNDOS DE FELICIDAD PLENA cuando estás cruzando la meta de una competencia y te pasan por la cabeza todos esos  entrenamientos que te costaron meses y nadie entiende ni entenderá lo que para ti significó lograr ese objetivo en base a tiempo y dedicación… REÍR, LLORAR DE LA RISA, ES DELICIOSO, UN VERDADERO PLACER!! – Paulina

Cuando vez como el sol y la luna bailan la balada perfecta, pintando el cielo de un hermoso color rojo al atardecer. – María C

Tras leer las respuestas, y el recordar esos detallitos que me hacen feliz, prometí ser consciente de  que hasta lo más común y ordinario, puede robarte el aliento y sacarte una  sonrisa, porque la felicidad es saber apreciar las cosas sencillas de la vida.

Gracias a todos los que me compartieron su  pequeña cosa especial