BARBARA GARCÍA

La historia del tiramisú se escribe con café, cacao, mascarpone, huevos, azúcar y otros ingredientes que sitúan su origen en una u otra parte de Italia y su autoría en chefs pasteleros de la más variada índole; es uno de los postres italianos más reconocidos dentro y fuera del país, está compuesto esencialmente por bizcocho de soletilla:  galletas tostadas humedecidas con café, una crema a base de huevos batidos y azúcar, queso mascarpone que puede montarse junto a la nata anterior y cacao en polvo que, como toque final, se espolvorea por encima. Sin embargo estos son los ingredientes más básicos, una receta que no es única y llega a tener diferentes variantes tanto geográficas como personales.

 

Pienso que que cada versión del tiramisú que existe es increíble; pienso que cada uno de los reposteros, cocineros y chefs podemos respetar sus orígenes, re interpretarlos y por qué no hacer nuestra propia versión de este delicioso postre. Les comparto la mía; una versión más sana pero además puedes hacerla sin gluten y sin lácteos sustituyendo las soletas por unas sin gluten y el queso mascarpone por queso de almendras. Recuerda que mientras cocinas estás haciendo magia con el corazón.

Ingredientes:

  • 2 claras de huevo orgánico de preferencia o libre pastoreo
  • 4 yemas
  • 100 gr. de azúcar (de la marca BC sin procesar o azucar de coco )
  • 400 gr. de queso mascarpone
  • 200 gr. de bizcochos de soletilla (Le Veneziane hay sin gluten )
  • 175 ml. café exprés (yo ocupo café orgánicos Memorial de Oaxaca )
  • 200 gr. de chocolate negro (De Q Bo )
  • cacao en polvo para espolvorear (De Q Bo)

 

INSTRUCCIONES

  1. Prepararemos unos 250 ml del café de preferencia Orgánico , dejaremos enfriar y reservar-
  2. Montar las claras a punto de nieve con la batidora de varillas eléctrica (ponerlas aparte).
  3. Batir las yemas con el azúcar,cuando obtengamos una crema suave, añadir el queso mascarpone a poquitos y seguir batiendo, añadir las claras montadas a punto de nieve y mezclar todo bien hasta conseguir nuestra crema de mascarpone.
  4. En un molde rectangular montar una capa con el bizcocho de soletilla cubriendo toda la superficie del molde, bañar con el café que teníamos reservado y un licor como el brandy, amaretto, cognac o podrías probar con mezcal y sacar al chef que llevas dentro.
  5. Cubrir la capa de bizcochos de soletilla con la crema mascarpone. Espolvorear con chocolate negro rallado.
  6. Volver a montar encima de esta capa los bizcochos de soletilla de nuevo, bañar de café y licor, cubrir con la crema mascarpone y espolvorear de cacao en polvo. Repetir el mismo proceso de montado tantas veces como capas queramos.
  7. Recuerda que el postre no está peleando con ser sano.
  8. Acompáñalo con Vino blanco. Si vas a servir tiramisú entonces debido al nivel de alcohol que tiene el vino combina bien con cualquier postre; siempre que sea dulce.

¡DISFRÚTALO!