JOAQUINA ALDRETE NORIEGA

Nadie te dice que es mejor vivir con un “ te acuerdas” a con un “ ¿Te imaginas?”.
Que hay millones de aventuras afuera esperando por ser vividas.

Nadie te dice que los límites son mentales, y  que tienes  que aprender a creer y confiar en ti,  porque tu mente y tu cuerpo son más fuertes de lo que te imaginas, todo es cuestión de actitud.

Que la única manera de vivir sin miedo es aprender a vencerlo, y si no puedes, simplemente aprende a vivir con el, teniendo en cuenta que lo que no te mata te hace mas fuerte.

Que todos tenemos un niño interno  y no hay que dejar que se pierda en el camino pues el es quién da pureza a nuestra alma y nos permite imaginar y llegar a las ideas  más locas y divertidas. Que el tener una gran imaginación es un signo de gran inteligencia.

Que cada día es único e irrepetible y hay que aprovecharlo al máximo, que no importa si fue triste o lleno de gozo, lo que importa es que tuviste un día más.

Nadie te dice no somos eternos, que en un segundo las cosas pueden cambiar, que el mundo da mil vueltas y quien hoy está quizá mañana tal vez falta.

Nadie te dice que la nostalgia es el sentimiento más raro del mundo, es una mezcla entre una enorme tristeza, una gran felicidad y una extraña ausencia.
Que la gente que parece mas dura, es usualmente la más rota y por lo tanto la que necesita mas cariño.

Nunca te dicen de lo frágil que es un corazón, que con la rapidez de un rayo y  con  algo tan simple acción o una sencilla palabra  te lo pueden romper en mil pedazos. Tampoco te dicen que es el  músculo mas fuerte de tu cuerpo y es el que le da ritmo a tu vida.

Que no eres el único que se siente perdido y solo, muchas personas están igual que tu,  pero. ¿Te digo un secreto? Los perdidos son a veces los mas fuertes.  Nadie te dice que “ hola” es la palabra mas poderosa contra la soledad que veces en un desconocido termina siendo un mejor amigo.

Nadie te dice que el camino no es fácil,  que a veces las cosas no son como las imaginas, tus planes  no van a salir como planeabas, vas a tropezar y vas a fracasar, pero esa caída es la que te va permitir ponerte en pie con mas fuerza que nunca, y  dar un paso  hacia delante y tal vez es el empujón que necesitas para  empezar de cero.

Que ser exitoso no significa ser feliz, por lo tanto la felicidad tiene su raíz en estar vivo y que no llega sola, mas bien se construye, es la suma del  esfuerzo, dedicación y pasión  que le pones a las cosas que amas, debes aprender a ser feliz cada día y agradecer los momentos de tristeza  porque son los que hacen mas especiales los de gozo y alegría.

Nadie te dice que no es necesario dar tantas explicaciones por ser como eres, cada  quien tiene sus razones para actuar y existir de la manera que se le antoje, que nunca debes dejar que tu esencia muera.

Que hay decisiones que cuesta tomar por que duele, pero al final todo es para bien. Nadie te dice que las decisiones que no tomas también tienen consecuencias.

Nadie te dice que nunca vas a ser suficiente para la persona equivocada, que hay veces que mientras más das más se aprovechan. Tampoco te dicen que la indicada te va a querer por quien eres,  se va a fijar más la belleza de tu esencia que cualquier defecto, y no importa si tu creas que eres un caos, la persona indicada siempre pensará que el mundo es lindo gracias a tu existencia.

Que somos perfectamente imperfectos, que no debes preocuparte  por cosas vanales, mas bien debes poner toda tu atención en las cosas que engrandezcan tu alma.

Nadie te  dice que tu alma gemela puede ser un amigo, que tienes que rodearte de gente que te inspire. Que la vida te va poniendo seres increíbles en el camino, algunos llegan, te enseñan algo y se van y otros llegan para quedarse.

Que el amor propio es el más importante de todos, que debes darte el valor que mereces y que jamás debes dejar que alguien te haga sentir menos.

Nadie te dice que la música no solo se escucha, se siente, se vive y a veces te toca el alma. Que hay canciones que nos hacen rompernos y otras reconstruirnos.

Que debes de dar gracias por todo, por lo bueno, por lo malo, por lo que pasó y lo que no pasó,  por ser y estar.

Nadie te dice que nunca debes dejar de soñar, porque a veces, ¡los sueños se cumplen!