Por: Angeles Marcos

Creo que lo que me gusta de mi generación es que realmente somos diferentes a las anteriores. Se que la mayoría nos juzga porque somos más “frágiles” y no aguantamos muchos comentarios pero a decir verdad, nadie debería aguantar malos comentarios.El otro día mientras estaba en Instagram, vi el video de una chica, y tenía miles de comentarios que la elogiaban a ella, su look, su outfit, absolutamente TODO. Todos esos comentarios eran hermosos, y todos venían de otras chicas, lo cual me resultó aun mas hermoso.Creo que a lo qué hemos llegado es que a estarás alturas de la vida, hemos aprendido a que, bueno, al menos en mi generación, no es cool hablar mal de otra mujer o juzgarla, hemos visto que si nos apoyamos entre nosotras es mil veces mejor que sabotearnos.He visto como muchas mujeres se apoyan entre sí, comentándose, apoyando sus emprendimientos, recomendando sus servicios y eso es otro nivel, porque hemos dejado atrás el pensamiento de qué hay que ser igual físicamente que la otra chica para ser hermosa, o que si a una le está yendo muy bien hay que envidiarla, creo que todo eso al igual que los malos comentarios de mujeres a mujeres quedo atrás.Nos hemos convertido, al menos en redes sociales, en un gigantesco baño de antro de chicas, donde con solo hablarse un segundo se siente como si fuéramos amigas de toda la vida, y eso es genial, porque si entre mujeres nos apoyamos, todas Podemos brillar