Galia Schipper

La cúrcuma es una especia amarilla utilizada en currys asiáticos. Se obtiene de una raíz similar al jengibre. Tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y anticancerígenas.

La leche de cúrcuma, también denominada a veces leche dorada, es una infusión de polvo de cúrcuma seco o de raíz de cúrcuma fresca en la leche. Se utiliza tradicionalmente en los hogares de la India para tratar enfermedades específicas, así como un tónico para la salud general. Esta bebida es fácil de preparar y altamente apetecible, ya que la leche extrae la picante de la cúrcuma. Si eso no te convence, los beneficios para la salud de esta bebida sí lo harán.

 Beneficios:

  • La leche de cúrcuma es especialmente útil en la temporada de resfriados y gripe, gracias a su efecto antiviral.
  • La leche de cúrcuma es un remedio tradicional comúnmente utilizado para la tos, el resfriado y otras infecciones del tracto respiratorio.
  • Es un buen remedio para problemas digestivos.
  • Las pruebas de laboratorio y los estudios clínicos han demostrado la capacidad de la curcumina en la cúrcuma para prevenir y revertir la cirrosis hepática y el hígado graso.
  • Es un excelente purificador de sangre.
  • Es un buen remedio para el dolor de cabeza.
  • Tiene propiedades anticancerígenas.
  • Es una buena ayuda para dormir. Beber leche caliente a la hora de acostarse es un remedio bien conocido para el insomnio debido al aminoácido triptófano que puede aumentar los niveles de serotonina en el cerebro.

Cómo preparar la leche de cúrcuma

 La leche de dorada se puede preparar con leche deslactosada, light, de coco o de almendra. La infusión se hace con el polvo de cúrcuma, y otras especias como la pimienta negra la cual tiene la piperina que aumenta la biodisponibilidad de la curcumina.

Se recomienda endulzar la bebida con miel de abeja o de agave.

Preparación

  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • 1 taza de leche
  • ½ taza de agua
  • 2-3 granos de pimienta negra
  • 2 granos de cardamomo
  • 1 ramita de canela
  • 3 clavos de olor
  • 1 pza de anís Estrella
  • 1 cucharada de miel

Caliente la leche y el agua a fuego lento y agregue el polvo de cúrcuma y las especias. Llevar a ebullición y dejar hervir a fuego lento durante 10 minutos. Esto reducirá la leche a una taza. Endulzar con miel. Beba la leche caliente o tibia.