Mtra. Loretta Nieto Gállego

Terapeuta sexual y de pareja

Terapia individual

@twomindstherapist

psiclorettanieto@gmail.com

5585803853

En cuanto nos casamos o mientras estamos en una relación de mucho tiempo, nos pasan por la cabeza muchas cosas especialmente en el ámbito sexual y sobre nuestra relación de pareja.

Viviendo en esta sociedad y en esta cultura donde la sexualidad es un tema tabú, no nos atrevemos a preguntar nuestras dudas o no nos atrevemos a contarle a la gente que nos rodea por miedo a que nos juzguen, pasa que al momento de escuchar cualquier cosa con relación al sexo o a las relaciones de pareja lo creemos en lugar de cuestionarlo o investigar por nuestra parte.

Nadie nos cuenta las dificultades o los problemas que pueden existir dentro de un matrimonio y por ello es importante conocer que es verdad y que no.

Mito #1: El hombre siempre tiene ganas de sexo y que siempre piensa en sexo, la realidad es que no todos los hombres quieren tener sexo todo el tiempo y mas que nada, muchas mujeres también quieren tener sexo a todas horas. El deseo sexual puede estar presente o no, en ambos sexos, no discrimina.

Mito #2: Necesitas de un pene o de otra persona para satisfacerte sexualmente, completamente erróneo, tú eres la propia dueña de tu cuerpo y de tu sexualidad, es importante que te autoconozcas, eso te permite saber qué es lo que te gusta, lo que no te gusta, dónde te gusta, cómo, etc.

¡¡Tócate!!!, eso libera endorfinas (son las dueñas de la felicidad), explora tu propio cuerpo y siéntete cómoda con él, ya que es lo único que se va a quedar contigo toda tu vida. Tú eres la experta en tu propio cuerpo, no lo veas como algo malo, como algo prohibido… nosotras también nos podemos/tenemos que masturbar. Aquí estamos hablando de otro mito muy común: “las mujeres no se masturban”, sí también lo hacemos y no tiene nada de malo, al contrario, las mujeres que se masturban, se sienten mucho mas cómodas y seguras consigo mismas y con su cuerpo, eleva el autoestima.

Mito #3: Un verdadero hombre dura teniendo sexo toda la noche, esto es falso, no todos los hombres duran mucho tiempo teniendo relaciones sexuales, de hecho son pocos los que duran bastante tiempo, por ello otro de los contras de nunca haber tenido sexo con tu pareja antes del matrimonio es que no lo conoces del todo bien, no se conocen en todos los aspectos que involucra una relación de pareja, si no has tenido relaciones sexuales con tu pareja no puedes saber si él o tú misma pueden tener alguna disfunción sexual como eyaculación precoz qué en México se da en 1 de cada 4 hombres. También es mas probable que se de la anorgasmia, la dispareunia etc. entre personas que llegaron vírgenes al matrimonio.

Es importante conocer a tu pareja en todos los aspectos para saber si te llena o no y si puedes pasar toda tu vida con esa misma persona.

Mito #4: El embarazarme o tener hijos puede mejorar nuestra relación. Eso es falso, una vez que el bebe llega complica mucho mas la relación de pareja, por que tarde o temprano los hijos se van y ahí es cuando las parejas tienen que convivir solos y no se conocen del todo bien por que siempre estuvieron acompañados de los hijos. Al momento de que los hijos nacen los problemas de pareja se acentúan.

Mito #5: Siempre tenemos que estar en sincronía con nuestra pareja, querer tener sexo a las mismas horas, querer comer, querer hacer todo juntos. No, no siempre queremos lo mismo y se vale, tienes que estar consciente de lo que quieres y de lo que sientes en ese momento, especialmente a la hora del sexo, si tú no tienes ganas, no lo tienes que hacer nada mas por que tienes que cumplir como esposa o por que él quiere, permítete escuchar a tú cuerpo.

Lo que normalmente nos pasa a todas es que nos sentimos incomodas o inseguras con nuestro cuerpo, todo el tiempo dudamos si lo estamos haciendo bien, si le esta gustando o no le está gustando, si me estoy tardando mucho o no, todo esto nos genera ansiedad de ejecución y tanto a los hombres como las mujeres lo padecemos pero muy poca gente lo habla, por ello es importante poder comunicarle a tu pareja cuando te sientas de esta forma para que entre los dos se ayuden y las relaciones sexuales sean mucho mas placenteras para ambos.