MARGOTT METTA

En mis artículos pasados estuve hablando de motivación personal, baja de peso, fuerza interna, fuerza de voluntad, autoestima, auto valoración personal y entre otras cosas de la importancia de tener una vida sana y feliz. Por eso quiero compartir con ustedes algo que le paso a una amiga que vive en Guadalajara:

Mi amiga iba a un gimnasio con una entrenadora que sus clases son de las mejores, es decir la entrenadora tiene un cuerpo fit o como decimos hoy en día un “cuerpaso´´; es muy delgada y de complexión pequeña, y por otro lado tiene buena fama de que las personas que van a sus clases obtienen resultados excelentes en baja de peso ya que mejoran mucho con las dietas que les da el nutriólogo que trabaja con ella, mi amiga estaba feliz pues necesitaba bajar unos cuantos kilos y si estaba obteniendo resultados y estaba muy motivada; pero un día saliendo de la clase mi amiga escucho decir a la entrenadora que necesitaba bajar de peso y que tenía grasa acumulada que ya no podía más con ella; mi amiga volteo inmediatamente para comprobar era la entrenadora la que había dicho eso incluso le pregunto: ¿Tu dijiste eso? Y le contestó que sí, que aún le hacía falta quemar grasa. Mi amiga se salió de la clase y nunca regresó; lo primero q pensó fue: si esta coach dice que esta gorda no me quiero imaginar lo que piensa de mí y lo que me va a hacer pensar de mi ósea yo soy un verso entonces”.

Yo pienso que es muy anti ético y poco profesional que una coach de gimnasio que da clases para motivar y ayudar a cambiar a las personas diga eso de sí misma y más enfrente de las alumnas que obviamente son las que más necesitan apoyo, y motivación y seguridad al tomar clases o al hacer dietas, cambios etc…

No se imagina el daño que puede causar en otras personas. Me pregunto yo: ¿Acaso lo hizo por llamar la atención? ¿O en realidad eso piensa de ella? Sea como sea el punto aquí es que se equivocó; cuando alguien está impartiendo cursos o clases para cambiar físicamente a los demás lo menos que debe de hacer es hablar de ella misma, y menos de esa manera y cuando es algo irreal, ¿Se imaginan la desmotivación que sintió mi amiga? Es lógico la coach se portó fatal; yo en lo personal les recomiendo que se fijen bien en que sus coaches, profesores, nutriologo, doctores sean lo más profesionales y éticos posibles; lo que paso con mi amiga puede causar anorexia, bulimia, y trastornos psicológicos en otras personas… Si quieres motivar, se positivo, usa tu buena energía, no la mala porque todo se trasmite y todo causa efecto en los que te rodean.

Y a ustedes mis queridos lectores les recomiendo que tengan los ojos y oídos muy abiertos. Por más buena fama que tenga un coach siempre deben de estar atentos a la manera en la que los motivan, porque pueden caer en situaciones como esta y no todos tienen la fuerza de reaccionar de manera objetiva… Muchos se pueden ir para abajo.

Usa tu energía para motivar a los demás y busca a alguien que te motive positivamente.

Evita en situaciones que puedan afectar tus objetivos y pensamientos.