ANA FUENTES

El Islam permite la poligamia. Se vale que los señores tengan hasta 4 esposas si las pueden mantener en igualdad de condiciones. La verdad la práctica aquí en Jordania es muy poco común, la mayoría de la gente tiene una sola esposa a la vez, por suerte porque a mi esta práctica me parece una abominación.  Alegan que hay más mujeres que hombres y que esta cuestión hace que no haya mujeres solas, que pueda haber siempre “familias” y un señor responsable de los hijos y de las señoras y todos en santa paz pero la realidad del asunto a mi me parece sumamente complicada para todos los involucrados.

Yo soy muy compartida con muchas cosas, me encanta invitar y compartir, ayudar y cooperar con muchas cosas, pero compartir a mi esposo de plano ni de relajo, no podría de ninguna manera. No me imagino los numeritos de celos, los pleitos y las sutiles groserías entre unos y otros, las envidias entre hijos de unas y otras esposas y además hasta para el señor, que complicado llevar la logística de varias casas a la vez, repartir equitativamente el gasto, el tiempo y demás. La simple historia de si se quiere poner una camisa un lunes cualquiera y la última vez que la usó la dejó en la casa de la esposa que no toca ese día, pues ya valió sombrilla, o manda a un huerco a buscarla, o le grita a la ñora que la mande o manda a una esposa a por ella …..o ¿cómo está la cosa?

Conozco a un beduino que es una finísima persona, que tiene en la actualidad dos esposas, pero tengo entendido que hubo en algún momento una tercera, que ya se murió.  El señor en cuestión es cuarentón, y su hijo mayor tiene un poco más de veinte años.  Tiene además toda una pipiolera de hijos de todas  edades, varios pubertos de distintas madres, algunos casi de la mismita edad, que iban en el mismo año en la escuela, y otros chicos.  Las dos esposas actuales viven en la misma casa, dividida en dos áreas. Cada quien tiene su cocina, sus cuartos, sus hijos y todo. Yo he estado en su casa, no se en la sala de cual esposa y he visto a una de ellas, supongo que a la mas nueva porque estaba rodeada de niños chicos, pero se metió a la casa y no platiqué con ella.

Me causa algo de conflicto este asunto.

El otro día me invitaron mis amigas a visitar a la esposa de un tío suyo que había tenido un bebé. Ahí vamos. Llegamos, Alarís y yo, los demás ya llevaban ahí bastante rato, habían ido a cenar, pero yo quise cenar en mi casa y caer después, se me hizo que me invitaban de compromiso a lo mejor, y preferí llegar luego. Total nos sentamos en la sala, saludamos a los anfitriones, a las visitas, vimos al bebé y en esas estábamos cuando mi amiga Faten me dice, si sabes que esta es la segunda esposa de mi tío. Después de 17 años de casado con la primera, finalmente tiene una niña y un niño con esta esposa. Yo no daba crédito. La esposa número dos, ahí estaba delante con toda esta conversación y el tío ahí sonriendo con cara de menso. Felizote dijo, si, la otra esposa vive en este mismo edificio en otro departamento igualito, ¿Cómo ves? La esposa, sonreía. No dijo nada, no protestó de que ventilaran sus asuntos delante de mí, ni se incomodó para nada. Todavía Faten al ver mi cara, me imagino que como si le hubiera dado un trago a una Cocacola con una colilla me preguntaba que como veía yo si su marido necesitaba otras esposas. Le dije que yo creo que con la que tiene le basta y le sobra.

La esposa número dos, es de lo más mona, además es joven, es inteligente, me dijo que es Ingeniera Biomédica con maestría en Ingeniería Industrial, habla inglés muy bien, no es la más guapa del mundo pero no está mal, es linda de trato y modosa. El esposo es buena gente, creo que es muy chambeador, pero es mucho más grande, bastante feyezón y sobre todo, tiene otra esposa desde hace muchos años. No entiendo porque chihuahuas aceptarías ser la esposa número dos. Ella es un buen partido. Se podría ganar la vida muy bien ella sola, se podría buscar un marido para ella solita sin broncas y porque carambas se buscó uno en condominio, no entiendo. Voy a ver si me hago más amiga de ella y me animo a preguntarle, porque es algo que de verdad me parece tremendo.

Tengo otro amigo que su papá ha tenido once esposas. Si, once. Le gusta tener muchas a la vez y además luego se da el lujo de divorciarse y casarse con puros modelos nuevos. Por supuesto tiene muchísimos hijos, veintitrés y pues el chistecito le debe de salir en una lanísima además de que yo creo que no está nada chistoso. Mi amigo es el mayor de todos los hijos y lo platica tan tranquilo, pero pues yo creo que no está fácil. Viejo loco, está como para el psiquiátrico.

Hace poco supe de una mujer de cuarenta años, nada espectacular, que se casó con un cuate que ya tenía otra esposa, pero…. Agárrate. El hombre fue a pedirla y le dijo a los papás de ella que se iba a casar con ella en secreto (que no supiera la esposa primera), si les parecía, y ellos y la novia dijeron que sí. La novia estaba sobres desde el principio y los papás prefirieron esta historia a que anduviera la hija de noviecita no oficial, o sea que aunque fuera en secreto y poco digna, con papelito y todas las de la ley, si quiere tener viejo e hijos, pues que fuera así. A mi me pareció de lo más denigrante.

Yo sé que en muchas culturas occidentales, en mismo México se acostumbra mucho la poligamia disfrazada,  la casa chica o como le quieran llamar. No es de gente nice, no se hace abiertamente, y la segunda mujer lleva todas las de perder porque no es oficial, y en general está desprotegida, lo mismo que sus hijos.  En muchos casos la primera mujer no lo sabe, pero en otros si, y prefiere no hacer olas y hacerse la desentendida para no dejar de ser la Señora del ViejoJijo y mantener su estatus. Aquí por lo menos en ese sentido si, todas las mujeres tienen los mismos derechos y los hijos de todos los matrimonios son considerados igualmente hijos y se les tiene que dar el mismo trato y las mismas oportunidades, si hay escuela privada es para todos, si hay vacaciones hay para todos, la casa en la que viven tiene que ser igual, si no es que es la misma, dividida. Yo no podría, ni en el caso de la que se hace la loca, ni en el caso de la que acepta que el marido se case con otra para que pueda tener niños o para lo que le de la gana, o entrarle desde el principio sabiendo que ya hay otra u otras señoras.

No creo que sea una cuestión cultural, sino más bien una cuestión personal. Habrá a quién no le importe que le rayen sus cuadernos. A mi si me importa, y mucho. Lo platiqué con mi hijo, que mientras estaba yo en la visita me estaba mensajeando y luego le conté como había estado la movida y me dijo básicamente que vivo en un país de gente “poco evolucionada” y que sus razones son puras loqueras. A mi también me suena a loquera, pero te digo que tengo ganas de platicar más a fondo con alguna o algunas esposas si tengo chance para ver mas como es en realidad la cosa.

Para acabar de rematar el asunto, ayer fui a una boda de pueblo. El novio no tenía otra esposa, era la única pero igual, una boda muy extraña en muchos sentidos para mí. Como siempre separados hombres y mujeres. Llegaron los novios juntos, los invitados juntos  y se hicieron unas como “porras” afuera del salón de fiestas. La novia llevaba un abrigo con capucha para taparle el vestido y la cabeza. Total entramos todos al salón, que por supuesto tenía salones separados para hombres y mujeres. La invitación a la boda se había compartido y recompartido en Facebook o sea que todo el pueblo estaba invitado. Estaba a reventar. Yo me había disfrazado de árabe con el vestido que mi mamá usó para mi boda y hasta hijab me puse, para no sentirme rara, y oh sorpresa, había varias de las mujeres del pueblo, incluidas las hermanas del novio que decidieron ir con la cabeza destapada esta vez.  Me dio tanto gusto no haberme casado así. Llegaron los novios al salón de las mujeres y les tocó hacer como show, posar como muñecos en un estrado, bailar de pose, hacer el show de darle la caja de las alhajas a la suegra y luego ponérselas a la novia, la novia aventó el ramo, cortaron el pastel, el se fue un rato a la boda de los hombres. Luego dijeron, niñas, prepárense que vienen los hombres. La novia se puso la capucha, las destapadas se pusieron un trapo en la cabeza y llegaron los señores a felicitar a los novios y a bailar dubka hombres y mujeres juntos. Dos canciones y se acabó la boda. Algo que me impresionó mucho fueron las niñas chicas. Las visten y las arreglan como locas, con vestidos en miniatura de adulto,  con zapatos de tacón a veces y las maquillan. Había dos niñitas de unos siete años con unos vestidos de tubo, minifaldescos, con pelos como de Pat Benatar y maquilladas que parecía que iban a una esquina de Insurgentes, y esta es la gente que en un par de años no las deja enseñar el pelo ni los pies. Me parece un poco grotesco. Pero aquí ni quien respingue. Como siendo tan conservadores y mojigatos no ven mal disfrazar a las niñitas de pirujas?  Otras niñitas iban como de mini-novias, con vestidos blancos de tul y organza, super peinadas y maquilladas. No se, muy raro.  No acabo de entender como funciona su mente, donde está la línea y qué los hace funcionar así. Entiendo que los lineamientos creen que están en el Corán y que son cuestiones de control y de moral para bien de la sociedad en teoría, pero ps a mi no me checan para nada.

Salam!