NATALIA ALBIN

Estados Unidos está pasando por un momento clave en cuanto a la Net Neutrality, lo que nosotros conocemos como Neutralidad de Red. El Jueves 14 de Diciembre la Comisión Federal de Telecomunicaciones (FCC) en EEUU votó por quitar las regulaciones de Neutralidad de Red. Pero, ¿Qué es? ¿Cuáles son los argumentos? y ¿En qué nos afecta?

¿Qué es la Neutralidad de Red?

La Neutralidad de Red es básicamente el principio que dice que los proveedores de internet –como AT&T y Comcast en EEUU o Cablevisión en México – deben tratar a todo el público y los datos por igual; sin discriminación, gratis sin importar el contenido y sin cambiar el modo de utilizarlo.

Las regulaciones de Neutralidad de la Red prohibían a estos proveedores de bloquear sitios web o de cobrar por cierto contenido. El quitarlas significa que tendrían rienda suelta para detener servicios, decidir qué es lo que más se ve, cobrar por consumir cierto contenido en internet o hacer servicios de streaming como Netflix más lentos dependiendo de su conveniencia.

La Neutralidad de Red no se va a revertir hoy o mañana, puesto que ya empezaron las disputas legales por parte de aquellos a favor de la misma:  abogados demócratas, grupos de interés público como la National Hispanic Media Coalition o The Internet Association (que incluye a Facebook y Google).

 ¿Qué dicen los que están en contra?

Aquellos en contra de la Neutralidad de Red argumentan que, eventualmente, dar más poder a los proveedores de internet  va a beneficiar a los consumidores porque habrá más incentivo para dar mejores servicios y llevar internet a lugares que no tienen acceso al mismo.

En realidad, la Neutralidad de Red sólo ha sido una regulación desde 2015, puesta por la administración de Barack Obama, por lo tanto los Republicanos argumentan que las cosas no cambiarían mucho y no hay de que preocuparse. Parecería otro intento político de la administración Donald Trump de querer deshacerse de lo que hizo el pasado presidente.

¿Qué dicen los que defienden la Neutralidad?

Los que están a favor de la Neutralidad de Red dicen que revertirla afectará mucho a los consumidores, puesto que los servicios serán más caros, será más difícil acceder al contenido y compañías Start-Up tendrán que pagar mucho más para llegar a sus consumidores. Por ejemplo, Netflix y Spotify probablemente no existirían hoy si se hubiera privilegiado a los servicios de las grandes empresas.

Las grandes empresas como AT&T y Comcast se han declarado abiertos a la Neutralidad y han asegurado que las experiencias de usuario no van a cambiar. Sin embargo, ya ha habido ocasiones en que se les sorprende controlando el acceso a los datos a conveniencia propia. Por ejemplo, AT&T ha limitado acceso a FaceTime para que sólo aquellos que pagaron por sus nuevos planes pudieran acceder a la aplicación fácilmente.

¿Y qué de la Neutralidad en México?

México no tiene Neutralidad de Red. Esto es la razón por las que si eres cliente AT&T es más fácil suscribirte a Netflix y si tienes un plan Telcel es más fácil ser parte de Clarovideo. En la Reforma de Telecomunicaciones de 2014 se apeló por la Neutralidad de Red, sin embargo casi no se ha puesto en práctica.

Por esto parecería lejana la situación de EEUU para México, pero no hay que olvidar que somos un país con tendencia a copiar a nuestro vecino y si ellos no la tienen, no hay incentivos para México de impulsarla.

Dependemos de muchas empresas de comunicación de Estados Unidos. Netflix, Google, Facebook y Twitter son solo algunas de las empresas que saldrían afectadas por la reversión de las regulaciones y podrían implementar reglamentos mundiales por la situación en EEUU, como incrementar precios por uso.