LAURA WEINER

No es nada más que la verdad, puede sonar pesimista o como que necesito una consulta urgente con mi psicólogo, pero es la verdad.

Ahora calmémonos todos, puede que me haya comprado una blusa nueva o unos pantalones que me quedan mucho mejor que los del año pasado, pero eso no quiere decir que las cosas cambien.

Pero como todas nosotras, soy una fiel creyente en nuevos comienzos y en esos rituales que nos hacen sentir renovadas, aunque lo único que cambie sea el color de tus uñas.

Y a pesar de que apenas nos vamos conociendo y nuestra relación está en pañales; les puedo ir confesando que soy una adicta a las listas. Me hacen sentir extremadamente organizada y como que mi vida está en orden; así que ahí les va, mi lista de rituales para el 2019 (un poquito adentrados ya en Enero…pero la intención es lo que cuenta)

1. Limpia Cenicienta, limpia

No hay nada más purificante que hacer una limpia. Aunque el 95% de los casos, voy juntando y juntando ropa en cajas sin decidir todavía a dónde llevarla y terminan en los brazos de mis amigas la próxima vez que vienen a cenar. Peeeero, no nos desviemos del tema. Lo importante es sacar lo que ya no te sirva o no hayas usado en los últimos meses. No tengas miedo a quedarte con piezas que ames, tampoco nos vamos a torturar.

2. Suelta el listón de tu pelo

Además de bailar cumbia, siempre podemos apoyarnos en un cambio de look, ya sea extremo o mínimo como hacerte fleco, cambiarte el color de cabello o algo que te haga sentir lo suficientemente diferente para empezar esta nueva etapa.

El cambio es bueno y hay que recibirlo con brazos abiertos. No quiero escucharme como el típico artículo superfluo donde sólo hablamos de cambios físicos, sin embargo, es muy importante reconocer el cambio emocional y mental que puede estar unido al mismo. Así que empieza por eso, un cambio que venga desde fuera puede ser el primer paso que necesitas para lograr un cambio más profundo o permanente.

3. Sube y Baja

Este punto en nuestra lista está basado en aprender a SOLTAR. Todo el mundo inicia el año queriendo entrar a dieta y al gimnasio y ponernos fit como las mujeres inalcanzables de Instagram y créanme que yo soy la primera en buscar en internet “¿Cómo bajar 5 kilos en media hora?” pero justo por eso, creo que el cambio ideal para mí y para muchas sería aprender a querernos y a tenernos paciencia; porque sí, subir de peso en diciembre es LO MÁS NORMAL y hay que saber disfrutar, ante todo.

4. La Opcional

Se llama así porque vi esta idea hace unos meses y me pareció buena para quien tiene problemas en ver el vaso medio lleno. En realidad, éste es un ritual para todo el año y saludos a quien tenga la constancia que se necesita.

Se trata de un contenedor de cristal (como los bonitos que compras en fantasías miguel que todas tenemos, pero nadie sabe para qué) en donde cada semana vas a escribir algo bueno que te haya pasado en esos siete días, lo anotas en un papelito, lo doblas y lo metes. La meta aquí es que a fin de año puedas sacar todos los papelitos y leerlos, así te vas a despedir como se debe del año y vas a empezar el próximo con otra visión.