Por Ari Guerrero-

¡Hola a todas! Yo soy Ari. Quiero darles la bienvenida a esta hermosa sección, que estoy segura les ayudará mucho. Pretendo ser una guía, un apoyo, o bien, una amiga para todas ustedes. A través de mis textos, me gustaría transmitirles a todas ustedes, nuestras bellas lectoras, consejos que pueden seguir y aplicar para llevar una vida más plena, más feliz, para que se sientan bien con ustedes mismas. Pretendo transmitirles paz y transmitirles consejos que les aseguro les ayudarán a llevar mejor las riendas de su vida en todos los aspectos. Considero que siempre debemos de aprender a cómo ser felices. La salud y la paz mental son aspectos fundamentales de cuidar en todas las personas, pero primordialmente en nosotros mismos y justo eso es lo que quiero aportarles en cada texto, porque cada granito de arena cuenta.

Me gustaría empezar el primer post acompañada de una frase que me gusta mucho.

“La felicidad es el significado y el propósito de la vida, la meta general y final de la existencia humana”

-Aristóteles.

Podemos escoger la forma en la que queremos interpretar esta frase. No sé si a ustedes les pasa pero yo cuando la leo me deja pensando mucho.

Hoy les pido a todas ustedes que siempre que lleguen a sentirse tristes, enojadas, frustradas, decepcionadas o incluso si llegan a un determinado momento en el que no saben el camino que está tomando su vida, lean esta frase y analicenla. Porque se vale, se vale sentirnos así de vez en cuando y quiero que sepan que no está mal, pero siempre debemos buscar esa forma de hacernos sentir mejor a nosotros mismos, de cuidar nuestro bienestar, porque también nuestro propio bienestar se relaciona con las personas que nos rodean.

Todas las personas necesitamos “motivos” para ser felices, como la familia, nuestros amigos, nuestra pareja, nuestra mascota, y es que esos motivos son los que hacen que haya luz en este mundo que a veces puede parecer muy oscuro, esos motivos son los que nos mueven como personas a ser mejores, a esforzarnos en cumplir nuestras metas, a valorar, pero quiero que recuerden que así como tenemos muchos motivos y así como somos el motivo de muchas personas que nos aman, el principal motivo de nuestra propia vida debemos de ser nosotros mismos.

A esta vida, claro está, venimos a sentir de todo, porque somos seres humanos, no somos robots programados para ser o actuar como nos indique un programa. Cuando consigues que tus sentimientos ya no te empujen generalmente a actuar como no quieres, te ayudas a ti mismo a controlar tus comportamientos y lógicamente esto supondrá menos sufrimiento ante determinados problemas. Primordialmente, debemos saber cómo manejarnos ante las diferentes situaciones que nos presente la vida, el manejo de esto es lo que nos ayuda a encontrar esa estabilidad emocional que tanto necesitamos como personas. Pero ojo, para seguir una línea estable en nuestra vida no tenemos que tener un sentir en específico todo el tiempo. El ser feliz no significa solo tener una sonrisa o suponer que estamos bien siempre. La vida está llena de altibajos. Por ejemplo, si la situación es dolorosa, lo sano será sentir ese dolor y afrontarlo.

Como dice la frase que les dejé aquí arriba, “La felicidad es el significado y el propósito de la vida…” ,recuerda que sentir es signo de que estamos vivos, y el sentir que estamos vimos es cumplir nuestro propósito.