Odette Olavarri, una joven mexicana de 21 años que estudió en el Cordon Bleu y tiene un diplomado en Le Basque Culinary Center de San Sebastián especializado en repostería de restaurantes jamás imaginó que iba a encontrar su vocación en la cocina y mucho menos, que a su corta edad iba a emprender y aventurarse a poner su propio negocio: Odette Cuisine; el cual es una pastelería que tiene venta al público bajo pedido y venta a restaurantes. Su repostería es de la más alta calidad en la que intenta siempre innovar y crear recetas con ingredientes de moda y vanguardistas; sin olvidarse de las técnicas básicas de la pastelería dándole énfasis tanto al sabor como a la presentación, creando un producto final único, uniendo dos maravillosas culturas en un solo plato: la francesa y la mexicana. Odette comprendió también que la clientela de hoy en día es extremadamente exigente debido a la globalización; por lo tanto, la clave de su éxito reside en la originalidad de sus productos ya que ella misma inventa sus recetas; teniendo así una característica competitiva destacable; con una imagen y empaque impecables.

La idea de crear Odette Cuisine surgió cuando ella estaba estudiando y trabajando; llegaba a practicar a casa y quería que también otras personas probaran sus creaciones, no solo su familia, por lo que empezó a subir a Instagam sus productos; Odette, con una gran visión utilizó esta red social a su favor compartiendo historias en Instagram en donde los clientes no solo podían ver el producto final, sino que también todo el esfuerzo que hay detrás de su cocina, creando así empatía y confianza con la marca. Esto llamó la atención de muchas personas y finalmente de varios restaurantes.

Confiando en sus cualidades y habilidades, esta joven nunca dejó de creer en ella misma y en sus productos, siempre saliéndose de su zona de confort y aceptando nuevos retos; confió en que la vida la iba a encarrilar en el camino del éxito y así ha sido. Se define a ella misma como una persona muy soñadora, inquieta y sociable; alguien que jamás pierde la fe en sí misma; con mucha creatividad, una vez que saca un producto nuevo ya está pensando en el siguiente, todas las mañanas empieza su día haciendo ejercicio, regalándose así una hora para ella misma sin ningún estímulo externo, lo cual la ayuda a estar enfocada y a liberar estrés. Es muy cercana a su familia; el apoyo más grande de Odette Cuisine.  Admira a Eduardo García, chef del Máximo Bistrot; lo define como ´´un chef que tiene una visión destacable por México y  su forma de pensar ante la gastronomía es admirable´´. Su fuente de inspiración son muchos ídolos pasteleros que sigue en varias redes sociales como: Amaury Guichon, Cedric Grolet y Sadaharu Aoki.

Como toda historia de emprendimiento, Odette también ha pasado por malos ratos; cuenta que hubieron meses en los cuales el estrés la consumía, tiempos difíciles donde se dormía a las tres de la mañana y se despertaba a las seis para seguir cocinando, momentos en los que descuidó sus relaciones personales y sus otras pasiones ya que el trabajo se convirtió en su vida. Hoy en día recuerda esos momentos con una sonrisa ya que la motivan y le hicieron darse cuenta de lo importante que es tener un balance en tu vida, que jamás pierdas tu esencia ni descuides lo que realmente es importante para ti.

Detrás de Odette Cuisine hay una niña de 21 años con mucho que aprender, con miedos en el sentido que dentro de su negocio dependen ya familias, con un gran camino que recorrer y busca darles un consejo a todos aquellos que quieran emprender: ´´ para poder emprender hay que tener visión, pasión y humildad para seguir aprendiendo. En todos los negocios siempre se puede pedir asesoría financiera y de contabilidad, los números son muy importantes para el emprendedor; lo demás es creer en ti mismo, jamás perder la fe y así podrás lograr lo que sea que te propongas.´´

RECETA DE SCONES ODETTE CUISINE

INGREDIENTES

350 GR HARINA

71 GR AZUCAR

4 GR SAL

12 GR ROYAL

112 GR MANTEQUILLA

115 GR LECHE

75 GR HUEVO

50 GR ARÁNDANO

  1. Mezclar los secos con la mantequilla en cubos a temperatura ambiente hasta textura arenosa
  2. Formar un volcán para verter en el centro huevos y leche previamente mezclados, incorporar todo con las manos hasta mezcla homogénea, incorporar arándanos.
  3. Estirar masa con rodillo 2 cm de grosor, doblar la masa en tres con las orillas hacia adentro, repetir esto dos veces.
  4. Cortar círculos del tamaño que se desee, barnizar con huevo.
  5. Hornear a 160 C por 18 minutos