Te has dado cuenta a través de los años, que caminar por esta vida ha tenido sus complicaciones pero siempre ha valido la pena dar un paso más, llegar un poco más lejos para encontrar lo que te espera adelante, en ocasiones han sido gratas sorpresas y en otras un puñado de decepciones…
Dicen que infancia es igual a destino; pero quiero decirte que no es cierto, ya que recuerda: tú siempre has sido suficiente; claro que es una etapa importante en el desarrollo de una persona pero creo que si tuviste una infancia difícil, la vida te estaba preparando para que seas una persona fuerte y luchona; creo sin duda alguna que a pesar de todas tus caídas y momentos tristes y solos es de valientes sentir como tú sientes. Alguna vez lloraste por todas las cosas que nunca dijiste; hoy las escribes. Quiero pedirle perdón a esa persona que siempre ha sido suficiente por creer lo contrario. Por no darme cuenta que para que existan sombras tiene que haber luz, todo es cuestión del ángulo en el que veas las cosas…. Quiero que sepas que si das mucho es porque ERES mucho, nadie da lo que no tiene.
Le pediste a la vida que querías crecer y te sacó de tu zona de confort, te quitó cosas y te dió otras; te hizo aprender cuando es mejor guardar silencio y cuando hay que hablar, te enseñó a soltar, a seguir adelante, a ser más comprensiva, a luchar, a sobrevivir, a ser más asertiva.. Todavía te falta un largo camino que recorrer y varias lecciones que aprender; pero niña quiero que lo sepas: siempre has sido suficiente.