Joaquina Aldrete

Hoy aprendí que a veces la vida tiene una forma muy injusta de enseñarnos lo frágiles que somos; llevándose a las personas con el alma más bonita y apagando la hermosa sonrisa que esperas encontrar por la calle. Hay vacíos que van a ser imposibles de llenar, porque los que se van, se llevan una parte de ti con ellos.

Hoy me gustaría tener el poder de borrar el dolor de las personas y transformarlo en paz y luz; tener el don de borrar los malos recuerdos y solo dejar los buenos y valiosos…

Hoy me propuse aprender a valorar las cosas pequeñas de la vida, como un atardecer, una flor o una estrella, ya que nunca sabes cuando será tu último día.

Hoy decidí convertirme en un mejor ser humano, para dejar en las personas que están en mi camino una huella imborrable, que transforme su vida para bien.

En días como hoy agradezco por ti, por mi, por el aquí y el ahora.

Hay que aprovechar siempre a quién te rodea, a quién te ha marcado y quién te ha ayudado a ser la persona que eres hoy. Brilla y deja brillar; se feliz y vive al máximo sin dejar nada para después. Dile a esa persona que quieres que estás agradecido de tenerlo y sobre todo disfruta su presencia; es tiempo de que hagas eso que siempre quisiste y nunca te atreviste; llora, ríe, aprende; pero sobre todo VIVE…  Nunca sabemos cuando va ser demasiado tarde.

-En memoria de los que dejaron el mundo terrenal por circunstancias que a veces no entendemos-