PALOMA GONZÁLEZ

No sé ustedes, pero cuando se trata de reunirse y celebrar una ocasión especial, ser la mejor anfitriona del mundo se convierte en mi prioridad y fiel deber. Navidad y Año Nuevo lejos de ser la excepción son LAS CELEBRACIONES del Año.

En una sociedad donde la diversidad de regímenes alimenticios no es cuestión de rareza, enfermedad o minoría, encontrar un menú que le plazca a todos los que llegan a tu casa, suena casi a misión imposible.

Para que no te rompas la cabeza y no te veas en la terrible situación de cocinar 5 días antes sin verle fin, por brindar una variedad de platillos para todos. Y también para que nadie te salga con: “no tienes nada para los que somos paleo”, tengo una receta fácil que es una ganadora hasta para el paladar más difícil, sin mencionar que tiene sustituciones para hacerte la vida aún más fácil.

Pay Navideño

Además de ser un plato fuerte que le va bien a todas las dietas, lo único que necesitas para que luzca en tu mesa, es un refractario bonito que puedas meter al horno. ¡Dile adiós a tener que lavar más platones de servicio!

Esta receta es apta para veganos, celíacos, alérgicos a los cacahuates, la soja y la nuez y libre de lácteos.

*Si tienes invitados paleo: reserva un poco de la mezcla de champiñones y en lugar de añadir garbanzos y alubias, agrega carne de pavo o de res molida. Para el puré cambia el camote por coliflor en las mismas cantidades.

Para 8 porciones

  • 800 gramos de garbanzos cocidos
  • 800 gramos de alubias cocidas
  • 2 T de mezcla de semillas (corazones de hemp, semilla de calabaza, semilla de girasol, etc.)
  • 300 gramos de champiñones
  • 6 zanahorias
  • 3 tazas de brócoli previamente cocido y cortado en cubos
  • 800 gramos de salsa de tomate rojo con tomate picado
  • 1/3 T de arándanos deshidratados sin azúcar
  • 3 kg de camote naranja
  • 2 C de puré de tomate
  • 4 dientes de ajo
  • 2 c óregano deshidratado
  • 1 C Hierbas italianas
  • Sal y Pimienta negra
  • 1/3 c de pimienta de cayena
  • 1/2 c de pimentón
  • Leche vegetal sin azúcar

Procedimiento:

  1. Precalienta el horno a 220ºC
  2. Pela el camote, córtalo en cubos y ponlos a cocer al vapor de 30 a 40 minutos (o hiérvelos, como te sea más fácil) hasta que estén suaves.
  3. Pela y ralla las zanahorias, corta en rebanadas los champiñones.
  4. Calienta un sartén de buen tamaño y añade aceite de olivo, Una vez caliente agrega el ajo previamente pelado, y los champiñones. Mueve constantemente.
  5. Cuando los champiñones tomen color café claro y suelten líquido, agrega los garbanzos, las alubias, las zanahorias, la mezcla de semillas, los arándanos, el puré de tomate y la salsa de tomate. Mezcla bien los ingredientes.
  6. Esparce las especias, y sal pimienta al gusto.
  7. Deja a fuego bajo por 10 minutos.
  8. Mientras, escurre los camotes, y aplástalos hasta formar un puré. Para darle una textura más cremosa añade un chorrito de leche. Agrega la pimienta de cayena y el pimentón al puré y mezcla. Salpimenta al gusto.
  9. Retira del fuego el sartén con la mezcla de garbanzos y pásala a un refractario para meter al horno, luego agrega el puré de camote, formando una capa gruesa que cubra toda la mezcla.
  10. Agrega un chorrito de aceite de oliva y mete al horno por 15 minutos hasta que se doré un poco el puré.

Listo, sirve en la mesa, puedes decorar con un moño o un muérdago.