ANNE DE LA PARRA

Todo empezó el día que acabé mi primer Ironman. Un Ironman consiste en hacer tres pruebas. 3,86 kilómetros de natación, 180 km de bici y 42,2 km corriendo. Todo esto lo tienes que hacer dentro de un tiempo límite de 17 horas.
Yo hice el mío en Whistler quedando Top 10 de mi categoría con un tiempo de 13:22. Cruzar esa meta sin duda me cambió la vida. Sin darme cuenta lo que empezó como un sueño se convirtió en mi pasión. Después de 6 meses de entrenamiento intenso, de mucho sacrificio y dedicación cruzar esa meta se sintió como cuando esperas tanto un viaje que ya quieres que sea pero no quieres que se acabe . Al día siguiente de mi Ironman me inscribí a mi primer Medio Ironman (1,9 km de natación, 90 km de bici y 21 km corriendo). Decidí hacer un Ironman completo antes que un medio porque pensé que iba a ser simplemente una aventura sin saber que se iba a convertir en mi vida.

Y así empezó un nuevo reto…

´´Me costó más de lo que me imaginé pero nunca quité el dedo del renglón. Me propuse algo y no paré hasta lograrlo. Me di cuenta y comprobé que para lograr algo lo más importante es nunca dejar de creer en mi.
Tuve muchas barreras pero nunca dejé de luchar por mis sueño y sobre todo nunca dejé de CREER EN MÍ.´´

CALIFICAR AL MUNDIAL DE IRONMAN 70.3

Cuando me inscribí a mi primer medio Ironman (70.3) nunca me imaginé que estaba dentro de mis posibilidades calificar al mundial. Me costó mucho más esfuerzo de lo que imaginé. Entrenar para un full Ironman me enseñó que soy capaz de aguantar mucho; pero el entrenamiento para ganar Ironman 70.3, me ha enseñado mucho más. La intensidad de mis entrenamientos se transformó, y es así como empecé a mejorar. Hice mi primer Medio Ironman quedando en tercer lugar. Me acuerdo cruzar la meta y escuchar a mis hermanas gritar “ganaste tercer lugar”, la verdad es que nunca me lo espere, hace menos de un año no tenía bicicleta ni sabía qué era un pedal de clip. En ese momento jure que ganando tercer lugar calificaba al mundial pero no fue así y es ahí cuando me di cuenta que era capaz de lograrlo.

Después de este hice 3 más siempre quedando top 3 hasta que logré calificar. Para calificar se dan ciertos lugares en las categorías y depende si la de primer lugar no lo quiere le pasa a la segunda y así sucesivamente esto se llama “roll down”.
En Marzo del 2018 califiqué al IRONMAN 70.3 WORLD CHAMPIONSHIP en Sudáfrica. Representar a México en un evento
mundial era uno de mis grandes sueños. Me costó más de lo que me imaginé pero nunca quité el dedo del renglón. Me propuse algo y no paré hasta lograrlo. Me di cuenta y comprobé que para lograr algo lo más importante es nunca dejar de creer en mi. Tuve muchas barreras pero nunca dejé de luchar por mis sueño y sobre todo nunca dejé de CREER EN MÍ.

IRONMAN 70.3 WORLD CHAMPIONSHIP SUDÁFRICA

Sudáfrica conquisto mi corazón. Sigo sin poder describir lo increíble que estuvo. Difícil de principio a fin
pero sin duda la carrera más espectacular que he hecho en mi vida.
Antes de empezar una señora me dió el mejor consejo. “DONT EXPECT ANYTHING, EVERYTHING HAPPENS FOR A REASON. JUST GO AND ENJOY”
Después de unos días congelados salió el sol. Todo era tan emocionante que yo creo que lloré como 15 veces antes de empezar a nadar. No me cabía la emoción de estar en un lugar así y logrando un gran sueño, estar en un mundial de 70.3. Suena muy cursi, pero se sentía una vibra como nunca. El agua estaba a 15c (nivel brain freeze), salíamos en grupos de 10 y corríamos hacía el mar clavando las olas para empezar a nadar. Una nadada que disfruté como pocas! 31:48 de mis mejores tiempos. Una bici muy difícil. Viento en contra y unos subidas enormes. Pero lo increíble de todo es que con toda y las dificultades yo iba feliz gozando de los paisajes y la verdad es que muy concentrada por lograr hacer buen tiempo.

Llegue a correr sintiéndome muy bien, el clima se empezaba a poner mas caliente. Dos vueltas con unas subidas duras pero con una porra increíble. Todos los voluntarios tenían una sonrisa de oreja a oreja. Mi familia gritándome y cada persona que grito mi nombre o “vamos mexico” me daban impulsaba impresionante. Me fui de un mundial con más aprendizajes y muchas más ganas por seguir mejorando! Quedé en 34 de 177 de mi categoría, 159 de 1374 general mujeres y 3era mujer Mexicana de todo el mundial. La experiencia de haber representado a México en una prueba tan difícil me dejo llena de emociones. Creo que gracias a este mundial se triplicaron mis ganas y mis sueños.
Mi gran consejo al mundo es que vivas la vida con pequeñas metas que te den impulso para adelante, que no dejes que nadie ni nada te apague tus sueños, pero sobre todo mi mas grande consejo es que nunca dejes de CREER EN TI!
”Success in life consists in always moving forward”