Por su gran variedad de animales y plantas, México ocupa uno de los primeros lugares en el mundo de los países que se conocen como mega diversos; está en el segundo lugar de la lista de países con mayor cantidad de reptiles, el tercero en mamíferos y el quinto en anfibios y plantas.

La increíble diversidad, abundancia de animales, flores, plantas, hierbas y frutas hacen de nuestro país uno de los maravillosos del planeta; además de sus grandes aportaciones al mundo como el jitomate, el maíz, el chocolate y el aguacate, México también revolucionó la industria del arte con la grana cochinilla; la cual se convirtió en uno de los pigmentos más prestigiosos usado por los artistas más renombrados debido a su tono rojo carmesí saturado y resistente. Esta cochinilla se usó para teñir textiles en América desde el Siglo ll antes de Cristo y en Europa se extendió su uso a partir del siglo XVl y fue después de la plata el producto más comercializado y rentable de la Corona Española gracias a su fácil cultivo.

 

Ahora, 5 siglos después, El Palacio de Bellas Artes le rinde tributo a esta gran aportación de México al mundo con la exposición: ROJO MEXICANO, EL USO DE LA GRANA COCHINILLA EN EL ARTE. En donde se expondrán 70 obras; 49 procedentes de 16 colecciones nacionales y 21 piezas internacionales.

 

Los artistas que utilizaron esta cochinilla en sus obras y que serán expuestas en Bellas Artes son: Renoir, Tintoretto, Velázquez, Tiziano, Turner y por supuesto Van Gogh, que hoy en día se sabe que en 40 de sus obras utilizó este pigmento mexicano.  No pierdas la oportunidad de visitar esta maravillosa exposición ya que vienen importantes obras como lo son La recámara de Van Gogh en Arlés y La deposición de Cristo de Tintoretto; podrás visitarla a partir del 10 de noviembre al 4 de febrero de 2018.