POR: ANDREA LARA

¿Qué es eso que anhelas más que nada en el mundo? Estoy segura que mientras leías la pregunta la respuesta pasó por tu mente. Aquí viene otra pregunta, ¿qué estás haciendo para que eso que pensaste se vuelva realidad?

Todos tenemos un sueño, pero es increíble lo fácil que es perderlo de vista, lo rápido que pasa a segundo plano y el poco tiempo que le dedicamos por vivir constantemente preocupados por cumplir las expectativas de la sociedad.

Una sociedad contradictoria, que supuestamente te impulsa a perseguir tus sueños, pero al mismo tiempo te juzga, cuestiona y critica tan fuerte, sin realmente saber, que es mucho más fácil dejarlo de lado y hacer simplemente lo esperado.

¿de verdad es eso lo que quieres? ¿cómo vas a ganar dinero con eso? ¿qué si no sale como esperas? ¿qué si lo pierdes todo? ¿eso no es como un hobby? Mejor concéntrate en el trabajo que tienes. ¿si lo quieres tanto como para arriesgarlo todo? Estás loca, la vida no es así. Eso no se puede. Eso ni siquiera vale la pena. ¿cómo puede ser ese tu sueño?

Poco a poco, y sin realmente saber como, nos convencemos a nosotros mismo de que es solo un sueño, que no es el momento y que si lo vemos de manera ¨objetiva¨ nuestra vida sin eso no está tan mal. Tenemos claro lo que queremos, pero da menos miedo no intentarlo, que intentarlo y fracasar.

La realidad es que el camino no va a ser fácil, si lo intentas, las cosas no van a salir como esperas. Seguramente te vas a frustrar, vas a tener que ir ajustando detalles en el camino y no todo te va a salir bien a la primera. Pero nada de esto es un fracaso, es un aprendizaje, y probablemente es justo lo que necesitas.

No todos van a entenderlo, no todos te van a apoyar, muchos van a dudar, tú también a veces, pero es normal. No dejes que nadie te diga que no puedes o que lo que quieres no es valido, mucho menos tu. Da miedo, pero úsalo a tu favor, úsalo como empuje y vas a ver cómo las cosas poco a poco se acomodan. ¡Con el simple hecho de empezar, ya vas ganando!