JOSEFINA CRESPO VILLEGAS

Sí amas solo tú luz, estas amando solo la mitad de ti

Sí elijes amarte completo, tienes que amar también tu sombra

Eres dualidad encarnada: luz y sombra

La sombra representa las heridas, los patrones tóxicos,

las emociones destructivas, los conflictos internos; no resueltos

La sombra también forma parte de ti, no es acerca de negarla, sino de

reconocerla.

Se trata de trascenderla con luz y con inmensa compasión

La sombra necesita su lugar, necesita ser observada

Se trata de que tú luz la envuelva y la cobije

Recibirla con espacios de reflexión, y ser acompañada con

transformación, necesita ser integrada hasta olvidar que está allí

Traer luz a tu sombra es amarte completa, es asumirte consciente y en

evolución.