JOSEFINA CRESPO VILLEGAS

Quiero dedicar mi primera publicación en esta plataforma a la energía femenina, a su fuerza invencible y a su energía compasiva que puede impregnarlo todo.

La poesía que hoy te comparto es un tributo a todas las mujeres, es mi deseo que estas palabras te sean un recordatorio de la magia que habita en ti, de lo increíble que eres solo por el hecho de ser tu…

A todas las mujeres

Mujer gato,

Mujer encarnada en la Tierra

Mujer alquimista

Te vistes de tantos colores, cambias de piel, te renuevas

Te desnudas de viejas creencias

Mujer entregas tanto al mundo

Mujer que transmuta sombra en luz

Mujer sabia

Mujer maga

Mujer eres tanto

Mujer eres todo

Energía femenina de la galaxia

Nutres, renaces, tu trascendencia es infinita

Tu legado es eterno

Mujer, hermana, madre hija, mujer

Confesiones de mi ser al tuyo…

Creo profundamente que estamos aquí para evolucionar, para atravesar diferentes versiones de nosotros mismos hasta convertirnos en aquella que más resuene con nuestra alma, con nuestro ser más autentico….la poesía, las letras, las palabras, se han convertido para mí en una herramienta de reflexión profunda, a través de estas puedo acceder a partes de mí que yacían dormidas….Invitándome a establecer un dialogo de transformación, a encontrar belleza donde antes no…A ampliar mi percepción sobre mis experiencias y sobre aspectos duales de mi ser…que mis palabras sean un eco que resuene en tu interior como un llamado a despertarte, acercándote  a la grandeza que en ti habita desde siempre…

Mujer árbol

Si fuera una mujer árbol,

con mis raíces conectadas al corazón de la madre Tierra

Y el viento acariciara mis cabellos de hojas

Pasaría mis noches contemplando a mis hermanas las estrellas,

bajo la sombra y cálida luz de mi abuela Luna

Y mis días recargada por los destellos de mi padre el sol

Si fuera una mujer árbol, con pies de tronco

De fortaleza trepidante

Con brazos flexibles, con un espíritu que sabe fluir

Con una presencia que cobija, que inspira

Si fuera una mujer árbol, podría mirar por las alturas

sin olvidarme de mis entornos

Si fuera una mujer árbol, siempre fértil, tendría hijos a cada año

Me renovaría en cada cambio de estación

Si fuera una mujer árbol, no tendría que recordar que mi latido

se funde con el amor universal

Si fuera una mujer árbol, seria siempre una con el universo

www.seralnatural.com