´´Como la niña que se la pasa bailando o cantando yo era la niña que se la pasa pintando´´ cuenta Veronica Villareal, artista mexicana nacida en Monterrey que ha roto con todos los estereotipos de ´´la niña fresa´´. Comenzó estudiando Arte en MTY y luego decidió irse a Barcelona a la Escola Massana y al salir de una sociedad tan cerrada y conservadora se dio cuenta del mundo real en donde existen tantos tipos de personas y mentalidades, fue un shock cultural muy fuerte para ella en ese entonces que tenía tan solo 18 años pero gracias a esta experiencia se dio cuenta que no necesitas cambiar tu esencia para destacar, al contrario, tus imperfecciones y peculiaridades son justamente lo que nos asombran y nos atraen. Posteriormente se fue a vivir a San Diego y se quedó 4 años ahí, terminó su carrera y se especializó en joyería, haciendo en ese entonces mucho dibujo, pintura y fotografía; le hubiese encantado quedarse en California pero el conseguir una visa para pintora fue algo muy difícil por lo que decidió mudarse a la Ciudad de México en donde perseveró y empezó a tocar puertas y vio muchas oportunidades en el medio artístico; gracias a su pasión, dedicación y talento ha hecho proyectos con marcas muy renombradas como lo son Mercedes Benz, Tequila Patrón, Audi, entre otras.

Ahora tiene un taller en Palmas en donde da clases de pintura para todos los niveles diario de 7 a 10 pm; intenta enfocarse en cada alumno y en sus necesidades, aprovechando el estilo distintivo de cada quién. Cuenta que su arte es untaggable (no se puede etiquetar) ya que a veces el artista cuando hace una obra tiene en mente miles de emociones y sentimientos y el receptor puede leer otra cosa; es muy subjetivo; ella, por ejemplo, hace obras de calacas las cuales las personas que las ven pueden pensar en la muerte pero para Vero representan la vida. En sus pinturas usa periódico, óleo y acrílico, jamás deja de experimentar y busca siempre lograr algo diferente, estando así en una etapa de experimentación para definirse como artista. Trae inconscientemente un tema ciclado que es: la vida y la muerte. Dice que todos los artistas trabajan así, comunicando lo que tienen dentro; la vida y la muerte es una inquietud que tiene en especial ya que busca saber quiénes somos, qué sigue después de esta vida, cómo llegamos aquí; dudas que cree que todos tenemos, trata de representar la muerte de una forma alegre, utilizando colores vivos y llamativos, rompiendo con el cliché de usar colores tristes y fúnebres.

Su obra que más la ha marcado es Malverde, la hizo a los 19 años; es el rosto de un señor con muchos colores; ella era la única mexicana en su carrera cuando estudiaba en San Diego y se sintió muy orgullosa por ello; por lo que buscó representar a México y sus colores a través de su obra, convirtiéndose en la pintura preferida de su madre. Hace 2 años la expuso en la expo Art New York, en dónde le dieron un booth y le prometió a su mamá que por menos de $4,000 dólares no la vendía y la vendió justo a ese precio; esto la motivó a seguir su carrera artística en dónde se dio cuenta que el cielo es el límite.

Para Vero, un artista que siempre la ha inspirado es Víctor Rodríguez, pintor hiperrealista el cual su temática principal es su ex esposa y su corriente artística favorita es el arte contemporáneo. Para ella, el éxito no necesariamente significa ser rico o vender muchos cuadros, si no que reside dentro de cada uno de nosotros; la clave es estar pleno y feliz con quién eres. Nunca hacer las cosas esperando la aprobación de los demás, jamás compararse con nadie; y cuando logras quitarte el miedo de qué van a pensar los demás es justamente cuando lo que haces es esta vida comienza a hacer eco en la eternidad; para ella el arte es una forma de comunicación la cual te ayuda a descubrir quién eres; hay gente que llega a tu vida de forma buena y mala, todo es un misterio a través del cual nos conocemos y empezamos a tener un sentido y objetivo en el trayecto y este se logra conocer con la introspección, en preguntarse todos los días qué te gusta y qué te mueve, en conocer gente, lugares nuevos y viajar; entendiendo así que todo lo que acontece a tu alrededor te lleva siempre a un enorme crecimiento y conocimiento personal.

Después de conocer esta increíble historia y el talento de esta mexicana solo me queda decirte: jamás dudes de tus ideas, se creativo, innovador, persistente y sobre todo seguro de ti mismo y de lo que estás haciendo, confía en la vida y aprovecha siempre todas las oportunidades que se te presenten en el camino.

No olvides visitar la galería Yuri López Kullins y la galería Tinta Naranja en la calle de Ámsterdam en la CDMX para conocer su obra.

Seguirla en Instagram: verovillarreals_art

Y su página web: www.vvsart.com

P.D. y por si leíste mi libro: Nichi Nichi Kore Ko Nichi ; ).

Si no, te invito a descargarlo gratis en esta página web.

MCMV