QUIN

No soy la típica mujer despampanante que roba miradas, considero soy solo una persona más que transita por el mundo intentando hacerlo un mejor lugar.

Soy muy exigente conmigo misma, y vivo en una lucha / competencia constante conmigo misma, intentando sacar lo mejor de mí.

Me agobia no saber dónde estoy parada, pero tengo Fé que de alguna forma es el lugar y el tiempo correcto para lo que estoy viviendo ahora.

Me gusta verme fuerte y valiente, pero a veces me gana la cabeza y me vuelvo tan frágil como una copa de cristal.

Soy  complicada, ansiosa y nerviosa. A veces un volcán en erupción, otras el mar en calma.

Tengo mis días grises y llenos de tormenta, y mis días felices, que no necesariamente son soleados, ya que a veces bailo bajo la lluvia.

Creo en la magia y en el destino, pero sobre todo en las personas, aunque muchas veces no son lo que parecen.

A veces uso un escudo protector invisible, porque me da miedo que me lastimen. Un mecanismo de defensa que es más común de lo que me gustaría.

En algunas ocasiones me cuesta quedarme callada y a veces digo cosa sin pensar, y en otras pienso tanto las cosas que simplemente no sé qué decir.

Hay momentos en los que tengo que respirar para calmarme, usualmente cuando estoy perdiendo la batalla contra mis miedos e inseguridades. Hay otros que son tan perfectos que me quitan el aliento y hacen que broten lágrimas se felicidad de mis ojos.

Hay días en los que necesito un abrazo y que digan que todo va a estar bien, y hay días en los que todo está bien y reparto abrazos.

Le tengo miedo al fracaso, pero le tengo más miedo a tirar toalla antes de empezar la carrera.

Así como ha habido momentos y personas que me han roto el alma, han llegado a mi vida situaciones y personas que la han arreglado y llenado de color.

Me gusta tomar un minuto para apreciar las cosas que me maravillan como la Luna, la música  y las personas.

A veces necesito explotar como un volcán en erupción y otras solo necesito dejarme llevar como una tranquila la de mar.  Soy demasiado sensible, al punto que lloro en el 90 % las películas.

También me gusta hablarles a las a las plantas, animales y personas y hacerlos sentir especiales.

A veces me pierdo en la música y dejo de poner atención a lo que me rodea para entregarme de lleno a la canción

Pienso mucho las cosas, más de lo que debería; al grado de terminar en rincones obscuros y tenebrosos de mi cabeza.

Mi mayor miedo es morirme sin haber dejado una huella linda en las personas que quiero, por eso me gusta hacer cosas que los hagan felices.

Creo que todos somos tanto el héroe como el villano de nuestra historia, todo depende de la perspectiva que lo veas.

Me cuesta hablar de mis sentimientos, por lo que intento expresarlos en palabras escritas. Considerado que aunque soy un poco rara, eso no apaga la magia que vive en mí.

Soy humana, perfectamente imperfecta, con un montón de defectos que me gustaría cambiar, pero llena de virtudes que me hacen especial, me gusta saber que hay momentos en que brillo como estrella y siento magia en mi corazón.